La sorprendente improvisación de dos alumnos en El artista del año - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

La sorprendente improvisación de dos alumnos en El artista del año

En el comienzo de los ejercicios del conservatorio, Eugenia y Gabriel impactaron a los instructores. De yapa: mirá la "consagración actoral" de Mariana Fabbiani.

Para preparar a los aspirantes que compiten por ser El artista del año, comenzaron los ejercicios en los que no sólo deben actuar, sino también superar los posibles obstáculos que se les presenten. Y entre todos sus compañeros, Eugenia y Gabriel deslumbraron con la gran improvisación que realizaron a dúo.

La consigna que les dieron los instructores a los chicos era descabellada, pero clara. Debían ponerse en el rol de una pareja que reparte las últimas raciones de comida sobre la faz de la tierra. Y si bien poco de eso sucedió a bordo del auto al que se subieron (que se movía enérgicamente y con la lluvia que les caía del cielo), la performance mereció un aplauso de pie.

En la simulada situación de extrema tensión, Gabriel lloraba porque no sabía manejar, cuando de repente Eugenia gritó: “Rompí bolsa, ¡es el último bebé de la especie humana! Necesitamos el alimento para mi bebé”. Como si fuera poco, la audaz morocha se torció, abrió sus piernas como intentando parir al nene en plena ruta.

De todas formas, quien dejó atónitos a propios y extraños fue Mariana Fabbiani en compañía de Diego Reinhold. La conductora corporizó a una mujer que conducía mientras discutía con su esposo, cuando se activó una turbina que los empujaba con su viento al tiempo que el vehículo saltaba.

Al finalizar el acting, Mariana se jactó de la lágrima que se derramaba sobre su mejilla. “Es mi consagración como actriz”, destacó con una orgullo la conductora de El artista del año. Y más aplausos de pie.

TE PUEDE INTERESAR