El yoga es una excelente opción para cuidar la piel en invierno

Hay muchas formas para tener una piel suave durante las bajas temperaturas.

El yoga es una excelente opción para cuidar la piel en invierno
El yoga es una excelente opción para cuidar la piel en invierno

El invierno trae viento frío y aire seco, los cuales pueden causar estragos en su piel. Su piel protege y libera al cuerpo de toxinas, por lo que es importante nutrir la piel, especialmente durante el crudo invierno.

Afortunadamente, hay muchas formas de cuidar su piel, desde la aplicación de lociones hasta el consumo de alimentos que nutren y promueven la salud de la piel.

El yoga aumenta la salud de la piel, revierte los signos del envejecimiento y revitaliza todas y cada una de las células. Respirar profundamente también libera tu cuerpo de toxinas y rejuvenece la piel.

La respiración del vientre, que implica tomar respiraciones profundas por las fosas nasales, aumenta la cantidad de oxígeno en el torrente sanguíneo, lo que es importante para el funcionamiento correcto y eficiente del cerebro, los nervios, las glándulas y los órganos.

Un flujo efectivo de yoga para una piel sana implica pasar de la Pose del Niño a la Pose de Cobra.

Comenzá con la Pose del Niño, sentándote sobre los talones y apoyando la frente en tu toalla o estera, y luego inhalando y exhalando de tres a cinco veces. Luego, colóquese en una posición de descanso sobre su vientre, sin dejar de apoyar la frente sobre la toalla o estera y alinee las puntas de los dedos con la parte superior de los hombros.

Haga respiraciones profundas y profundas, manteniendo los codos hacia el cuerpo y presionando suavemente los hombros hacia atrás y hacia abajo. Inhale y levante lentamente la cara hacia el cielo, luego permita que el resto de la parte superior de su cuerpo la siga.

Mantenga sus caderas en el suelo y respire de tres a cinco veces. Luego exhale, baje y presione hacia atrás en la Pose del Niño, relajándose todos los músculos en tu cara. Repetí todo este proceso de tres a cinco veces antes de descansar en la Pose del Niño durante unos cinco minutos.

Beneficios

Esta transición de la Pose del Niño a la Pose de Cobra, y de vuelta a la Pose del Niño, aumenta el flujo sanguíneo a la piel, alarga los músculos alrededor de la columna vertebral, los músculos abdominales y la parte delantera del cuell,o y fortalece el hígado, riñones, hombros, pecho y sistema nervioso central.

Consejos de seguridad

Aunque estos movimientos de yoga tienen muchos beneficios para la piel y el cuerpo, hay algunos consejos de seguridad que se deben tener en cuenta al realizarlos. Por ejemplo, si experimenta dolor de espalda regular, solo debe realizar la Pose del Niño. Si sus hombros son incómodos, debe levantarse donde sea cómodo o simplemente realizar la Pose del Niño.

Debes moverte con comodidad entre la Pose del Niño y la Pose de Cobra, notando cómo se siente tu cuerpo y ajustándote a los métodos de movimiento más nutritivos y relajantes. Si tiene problemas de rodilla, debe omitir la Pose del Niño por completo y simplemente descansar sobre su vientre.