Romeo Santos: la historia del "Rey de la bachata"

El artista pasó pos tiempos complicados que lo hicieron convertirse en el artista que es ahora.

Romeo Santos: la historia del "Rey de la bachata"
Romeo Santos: la historia del "Rey de la bachata"

Romeo Santos, reconocido como el "Rey de la Bachata", nació en New York, Estados Unidos en julio del año 1981. Descubrió su pasión por la música desde muy joven cuando participó en el coro de la iglesia local de donde se crió, siendo a su vez fanático de la bachata aunque no era un género muy popular.

Cabe destacar que Romeo nació en el seno de una familia muy humilde, de clase baja pero muy trabajadora, siendo su madre ama de casa y su padre un albañil de origen dominicano, quien trabajaba muy duro para lograr sacar adelante a su familia.

La cultura latina siempre estuvo presente para Romeo, y con mucho esfuerzo logró adentrarse al mundo de la música y dedicarse a ello.

En cuanto a su carrera musical, la misma comenzó cuando tan sólo tenía 14 años y se unió a un grupo que incluso sacó un disco, pero que no logró el éxito que se esperaba. No obstante, este comienzo lo colocó en la mira y poco a poco se adentró más en este mundo, hasta que se convirtió en el cantante y compositor de la agrupación de bachata Aventura,

Romeo integró esta agrupación junto a sus dos mejores amigos, quienes en conjunto lograron popularizar este género a nivel mundial y llevando sus canciones a los primeros puestos en rankings, no sólo en Latinoamérica sino también en Europa.

Sin embargo, en cuanto a la vida personal del artista, la misma tuvo ciertas complicaciones desde muy joven. A los 19 años se enteró de que su novia de ese momento estaba esperando un hijo de él, por lo que decidió huir y abandonarla.

Dos años pasaron sin que Romeo supiera nada de ellos hasta que el sentimiento de culpa y dolor lo venció, y finalmente decidió ir a buscarlos.

Romeo se hizo cargo de su hijo y aceptó haber obrado muy mal al abandonar a su joven novia con el bebé. Declaró estar muy avergonzado de ello, pero que fue difícil afrontar tal situación.

Otra situación complicada en la vida de Santos fue el fracaso que tuvo en su matrimonio con Samanta Medina, con quien estuvo cuando su carrera crecía y se hacía más importante, pero que a su vez le daba la sensación de estar más solo y desamparado que nunca.

Otros muchos aspectos hicieron la infancia y juventud de Romeo algo complicada, pero al final logró salir adelante y convertirse en el gran artista que es ahora.