Los aciertos y desaciertos que ha cometido Denzel Washington en su carrera

Es uno de los actores más reconocidos de Hollywood, pero no ha escapado a malas producciones.

 

Los aciertos y desaciertos que ha cometido Denzel Washington en su carrera
Los aciertos y desaciertos que ha cometido Denzel Washington en su carrera

Denzel Washington tiene 30 años en el mundo del cine. En esta extensa carrera ha acumulado muchos triunfos pero también fracasos, primero como actor y ahora detrás de las cámaras.

¿Qué película recordás de él? Acá te presentamos algunas de las películas de este apuesto neoyorkino, incluyendo algunos datos curiosos sobre ellas.

Los aciertos

El coleccionista de huesos (Phillip Noyce, 1999)

Dice una leyenda urbana que se niega a besar a mujeres blancas en sus películas, aunque sea Angelina Jolie. Este thriller insinúa que la amistad de los protagonistas acabará en romance pero nunca se sabrá porque el actor se niega a hacer secuelas.

Tiempos de gloria (Edward Zwick, 1989)

Es una historia de esclavos reconvertidos en soldados y cómo un hombre blanco aprende a respetarlos a pesar de ser negros. Denzel ganó el Oscar y removió la conciencia del público con una escena en la que es cosido a latigazos.

Training day (Antoine Fuqua, 2001)

Su segundo Oscar marcó un hito histórico porque fue el segundo negro protagonista en ganarlo, tras Sidney Poitier por “Los lirios del valle” (1963). Interpretó a un policía corrupto que creyó tener derecho a llevarse a todo el mundo por delante, resultando un villano para la posteridad gracias al magnetismo del actor.

Los desaciertos

Los 7 magníficos (Antoine Fuqua, 2016)

Washington firmó para este proyecto antes de saber qué papel interpretaría. Ni siquiera estaba listo el guión. Más que un homenaje a las películas del oeste, parece una visita guiada por el Far West de Port Aventura.

Virtuosity (Brett Leonard, 1995)

Ambientada en 1999 y, por tanto, condenada a caducar rápidamente, es una de las delirantes distopías sobre el peligro de la tecnología que tanto gustaba en esa década. En la cinta, un policía se somete a un letal tratamiento de realidad virtual para dar caza a un asesino en serie. Pero los efectos visuales lucieron revolucionarios durante aproximadamente dos semanas.