Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Yanina Latorre reveló que denunció dos veces a un hombre en plena cuarentena: "Tuvimos un cruce hermoso"

La panelista de LAM contó detalles de su nuevo conflicto en la vía pública. El video.

Yanina Latorre y la tarde de furia en la que denunció dos veces a la misma persona de violar la cuarentena

Yanina Latorre (51) hizo un descargo el lunes en Los Ángeles de la Mañana, luego de protagonizar otro incidente en la vía pública. “Esta vez no me pasó nada. Pero estoy tan harta de que me denuncien al pepe y con mentiras que ahora empecé yo a denunciar. Estoy convencida de que estoy enloqueciendo en cuarentena, porque me pudrí de las pavadas que ponen sobre nosotros, que estamos trabajando”, arrancó.

Entonces, Yanina explicó el incidente que había protagonizado el día anterior: “Cuando salí de acá fui a un cajero automático de camino a casa porque tenía que depositar un cheque. Entonces, vi a un señor con el perro dentro del cajero, y ya no se puede entrar con las mascotas, cosa que al principio dejé pasar. Y por un lado, para que no se acumule gente, en los bancos solo funciona una terminal, pero por el otro el señor no salía después de una hora y cuarto”.

"Fui a depositar un cheque a un cajero y vi a un señor con el perro dentro del cajero, y ya no se puede entrar con las mascotas, cosa que al principio dejé pasar".
“Entonces, le pregunté si se sentía bien, y me dijo que sí y que estaba depositando. Me di cuenta que estaba liquidando los sueldos de toda una empresa. Yo lo entiendo, pero debe haber otra manera desde la casa, o que salga 40 veces. Se hizo una cola eterna, todo el mundo se empezó a quejar”, continuó la panelista.

“Como dicen que el virus dura dos horas en el aire, me empecé a paranoiquear y llamé a la Policía. Lo sacaron, el señor se me quejó y tuvimos un cruce hermoso. Pero el tipo dio una vuelta de manzana con el perro y volvió a la cola. ¡Y llamé a la policía de nuevo! ¡Con el perro no se entra al cajero, que lo lleve a su casa! La policía vino de nuevo, se fue y no volvió más. Debió haberse quedado agazapado esperando a que me vaya”, concluyó Yanina Latorre.