Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

El tremendo exabrupto de Barby Franco, luego de que Burlando suspenda el casamiento: "Él se hizo el canchero, ahora que se cag..."

La panelista de Pampita Online se mostró muy decidida a sortear su vestido de novia, tras cancelarse el gran evento. 

El exabrupto de Barby Franco, tras suspenderse su boda con Fernando Burlando

No fue una charla entre cuatro paredes, ni una llamada, ni un sorpresivo mensaje. Barby Franco se enteró de que su boda con Fernando Burlando se había cancelado (¡por segunda vez!) luego de que el abogado lo dijera al aire en el programa de Mirha Legrand.

Indignada por sus palabras, la modelo tomó una drástica decisión y la anunció a través de su cuenta personal de Instagram: "¡Ya que no me caso voy a sortear mi vestido de novia! ¡Estén atentos/as!", publicó.

"Yo pensé que lo había dicho medio en joda, pero fue literal, de verdad. Ahí dije, otra vez ser la bolu… no da. Entonces agarré el vestido y lo voy a sortear en Instagram. Él se hizo el canchero, ahora que se cag.... Ahora yo no me quiero casar".

En medio de las repercusiones, Barby apareció en Pampita Online (donde trabaja como panelista) con el vestido preparado especialmente para el gran día y habló de su elección con su atuendo: "El vestido es hermoso. Encima lo diseñé todo para mí, elegí la tela, viajé… ¡Lo di todo! Y después me entero por tele que Burlando había suspendido la boda. Y yo, humillada en casa, viéndolo. Dije 'ah, bueno, listo'", expresó la modelo.

"Yo pensé que lo había dicho medio en joda, pero fue literal, de verdad. Ahí dije, otra vez ser la bolu… no da. Entonces agarré el vestido y lo voy a sortear en Instagram. Él se hizo el canchero, ahora que se cag.... Ahora yo no me quiero casar", agregó, con un tremendo exabrupto.

"El vestido salió una fortuna y lo pagó él, no lo pagué yo. El vestido es re lindo, lo diseñé y lo elegí yo. Faltan un par de cositas pero ya está, lo voy a sortear. Te juro que estoy segura. Yo soy blanco o negro, no hay punto medio".

Y cerró, firme: "El vestido salió una fortuna y lo pagó él, no lo pagué yo. El vestido es re lindo, lo diseñé y lo elegí yo. Faltan un par de cositas pero ya está, lo voy a sortear. Te juro que estoy segura. Yo soy blanco o negro, no hay punto medio".

¡Tremendo!