Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Rodolfo Barili y un picante detalle sobre la despedida de soltera de Elba Marcovecchio: "Los regalos, muy zarpados"

El conductor concurrió al casamiento de Jorge Lanata y la abogada con Lara Piro y brindó un divertido testimonio.

El sincericidio de Rodolfo Barili sobre la despedida de soltera de Elba Marcovecchio

Este sábado se celebró la esperada boda de Jorge Lanata y Elba Marcovecchio a la que concurrieron una multitud de famosos, y todos ellos fueron abordados por la prensa en la entrada de El Dok Haras, en Exaltación de la cruz.

Uno de lo que brindaron su testimonio fue Rodofo Barili, que llegó al lugar con su pareja, Lara Piro, muy amiga de Elba, con quien coparte la profesión de abogada. “Yo vengo de chofer y consorte de Lara y su amiga Vero. Así que yo las dejo y me quedo acá, dando vueltas”, bromeó.

“Estamos muy felices por lo que les pasa. Ellas son amigas de Elbita y con Jorge hemos cenado, casi no nos conocíamos. Creo que nos habíamos curzado alguna vez en un Martín Fierro.Pero la relación que ellas tienen con Elba es impresionante, una cosa muy familiar”, explicó Barili.

RODOLFO BARILI Y UN DIVERTIDO DATO SOBRE LA DESPEDIDA DE SOLTERO DE ELBA MARCOVECCHIO

El conductor de Telefe Noticias habló sobre las condiciones que impuso Lanata sobre la concurrencia a la boda, sobre todo en lo referente a los regalos. “Nosotros, muy al estilo de él, no le dimos bola y le compramos una bandeja y unos discos de vinilo. Queríamos que tuviera algo muy nuestro en su casa”, señaló.

Además, Lara Piro agregó que con su acompañante y Marcovecchio son “un grupo de abogadas muy amigas”, mientras Barili explicaba que fueron ellas las que organizaron la despedida de soltera de la pareja de Jorge Lanata.

"Las chicas la pasaron bien. Hubo show. Los regalos, un poco zarpados"

“No sé si hubo algo privado (en la despedida de Lanata). No me consta, no quise averiguar, pero las chicas la pasaron bien. Hubo show. Los regalos, un poco zarpados pero…”, dijo Barili ante la consulta sobre si hubo “muchos juguetes”. “¡Rodolfo!”, se escuchó decir desde atrás a Piro, por lo que Barili retrocedió: “Claro, sí… ¡No! Los autitos, cosas para jugar”, cerró.