Ciudad Magazine

Notas Top

Rocío Marengo blanqueó su relación con Eduardo Fort, a cuatro años de los rumores: “Él venía de la separación”

La modelo rompió el silencio respecto de su relación con el hermano millonario de Ricardo en Cortá por Lozano.

Rocío Marengo blanqueó su relación con Eduardo Fort... ¡después de cuatro años!

En diciembre de 2015 estalló un rumor explosivo y refería que Rocío Marengo (39) se había casado en Miami con Eduardo Fort. La versión fue desmentida en su momento a Ciudad por Karina Antoniali, la exesposa del hermano de Ricardo, cuando aclaró que quien contrajo matrimonio había sido Jorge, el otro de los hermanos Fort.

Con el paso la información de que Marengo y Eduardo eran pareja siguió latente, pero cada vez que a la diosa se le preguntaba por su estado civil decía estar con alguien pero se negaba a decir quién. Hasta que este martes en Cortá por Lozano Rocío rompió el silencio y finalmente admitió: “Estoy de novia con Eduardo Fort”.

Entre risas, Rocío contó cómo se dio el flechazo: “Nos conocimos en la calle hace varios años. Él estaba comiendo con amigas y yo con amigas. Fue en Cañitas, en febrero. Y bueno, vieron que siempre hay una amiga que toma de más y se pone a charlar con la mesa de al lado. Charla que va, charla que viene, se dio… Terminamos tomando un café juntos entre las dos mesas. Cuando ese restaurante cerró, cruzamos a otro. Todo el grupo estaba unido”.

“Nos conocimos en la calle hace varios años. Él estaba comiendo con amigas y yo con amigas. Fue en Cañitas, en febrero".

“Después, se armó un grupo de WhatsApp y éramos como miles. Algunos se fueron bajando, se armó como un grupo de amigos pero yo esperaba verlo a él”, continuó. Así fue que con el paso del tiempo “se dio una charla paralela y seguimos”. Aunque aclaró: “Se dieron varias salidas en grupo”.

"Hoy soy feliz estando con él, acompañándolo. (…) Yo estoy más para ser ama de casa, no me quiero meter en la empresa", bromeó.

En cuanto a los primeros encuentros, Marengo dijo: “Fue todo muy de a poquito, muy tranqui. Después de que nos conocimos él se tuvo que ir bastante al campo por trabajo y la seguimos por chat”. Ahí Verónica Lozano indagó: “¿Él venía de la separación de Karina Antoniali?”. Y con absoluta franqueza, Marengo reconoció: “Sí, él venía de la separación. Lo conocí como muy justo. De hecho, siempre le digo que me encontró y no tuvo tiempo ni de joda, porque fue como muy justo”.

Respecto del hermetismo, argumentó: “No necesitamos la opinión del resto. Se dio así. Fue increíble porque lo disfrutamos al ciento por ciento”. Además, contó que conoce a los hijos de 11 y 19 años de Eduardo y dice que los adora, aunque todavía no conviven.

Tras expresar que está con deseos de ser mamá, Marengo aseveró: “Hoy soy feliz estando con él, acompañándolo. (…) Yo estoy más para ser ama de casa, ja, no me quiero meter en la empresa”.

Al final, Rocío Marengo detalló cómo es su vínculo con Marta, la mamá de Eduardo Fort y con los hijos de Ricardo: “Marta me cantaba tangos y me enseñó a jugar a las cartas. Al la fiesta de 15 de Martita no fui porque estaba en Japón”.