Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

La profunda emoción de Verónica Ojeda por el reencuentro de Dieguito Fernando Maradona con su papá: "A mi hijo lo vi feliz"

Con la voz quebrada, dio detalles del acercamiento del Diez con su pequeño, tras dos años y medio sin verse.

Verónica Ojeda habló en Intrusos del encuentro de su hijo, Dieguito, con Maradona

Después de dos años y medio sin verse personalmente, Diego Maradona (58) aprovechó su estadía en la Argentina para visitar a su hijo Dieguito Fernando (5), fruto de su relación pasada con Verónica Ojeda (41). Una imagen del momento del reencuentro llegó a Intrusos, y ahora la exmujer del exfutbolista contó su emoción al ver a su hijo con su papá después de tanto tiempo.

"De corazón, a Dieguito le hizo muy bien estar con su papá. Pero le pido disculpas a una persona que le molestó que yo diga esto. No fue mi intención que se enoje tanto", comenzó diciendo Ojeda en el programa de América, tras hacerse público el malestar de Gianinna Maradona (29) por la trascendencia del encuentro de su padre con su hermanito.

"A mi hijo lo vi feliz... Ayer estuvieron hasta tarde y Dieguito no se quería venir, se hacía el dormido. Se quería quedar con su papá. ¿Fijate lo feliz que estaba?", dijo Ojeda.

Sin embargo, Jorge Rial fue quien puso en escena a la hija del Diez, con nombre y apellido: "Estás hablando de Gianinna Maradona". Fue entonces que, súper movilizada, Verónica agregó con la voz quebrada: "No fue mi intención que se enoje, que se genere un problema, porque esto para mí es muy emocionante…".

"Me dijo que jugó con su papá, que le dijo que lo amaba, que lo abrazó mucho... Es un nene de cinco años, que hacía un montón que no veía a su papá".

Dejando de lado el conflicto y centrando sus palabras en el cariñoso cara a cara de su niño con Diego, Verónica dio más detalles íntimos: "A mi hijo lo vi feliz. También me daba un poco de miedo, porque no sabia cómo iba a reaccionar Dieguito. Pero fue terriblemente bueno para él. Ayer estuvieron hasta tarde y él no se quería venir, se hacía el dormido. Se quería quedar con su papá. ¡Fijate lo feliz que estaba! Eso también está bueno contarlo. ¿Por qué contar siempre lo malo?".

Conmovida por el acontecimiento, Marcela Tauro quiso saber un poquito más: "¿Qué te contó Dieguito cuando llegó a tu casa?". Y la feliz mamá contestó, apostando a que el vínculo entre ellos continúe y crezca: "Me dijo que jugó con su papá, que le dijo que lo amaba, que lo abrazó mucho. Estaba feliz. Es un nene de 5 años, que en febrero va a cumplir 6, que hacía un montón que no veía a su papá. Yo a su papá siempre lo puse en primer plano".