Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Películas que nos traumaron de chicos

Historias de huérfanos, muertes, malos malísimos y miles de niños inocentes saliendo a moco tendido del cine. Respirá profundo y recordalas con nosotros.

Prepará el pañuelo para revivir cuatro clásicos de la infancia.

En 1975 se estrenó en los cines argentinos "Trapito", la historia de un tierno espantapájaros con una personalidad un tanto... ¿cómo decirlo?, ¿border? ¿melanco-depresivo?

Lo cierto es que la gran creación de Manuel García Ferré nos hizo angustiar hasta las lágrimas. Esa canción, esa mirada tristona. Para los que no la vieron y los que la quieren recordar, el final, aquí.



"Bambi" es una película de Disney que también nos traumó en nuestra tierna infancia. Un simpático ciervito que camina por el bosque junto a sus amigos, los otros animalillos sonrientes y con voz tierna. Pero, claro, no todo podía ser color de rosa.

"¡Hay que enseñarle a los chicos que la vida no es tan blandita!", habrá pensado algún directivo de saco y corbata, de la empresa de Walt, calculadora en mano.

Lo cierto es que la música, los dibujos y toda la fastuosidad hecha largometraje estaban muy bien. Pero... ¿no es un poco cruel para un pequeñín —Sugus confitados en mano— la historia de un "principito animal" que sufre la muerte de su madre, y que, además, es su único familiar en este mundo?

Andate al quiosco, comprate los caramelos y reviví ese momento. Quizás ahora no te parezca tan terrible...



Seguro recordarás "Las aventuras de Chatrán", una peli protagonizada por varios animales de carne y hueso cuyo héroe es un gatito que vivió aventuras ¿o desventuras? increíbles al quedarse (¡otra vez!) solo con su alma. Un tristísima historia japonesa estrenada en los ochenta que nos hizo enfrentar, por primera vez, con una cruel realidad.

Te dejamos sumergirte en el mundo de la más cruda vida animal. ¿Recordás haberla visto en el cine de tu barrio?



Un bebé leoncito inocente y tierno se enfrenta a los peligros de la selva y del "crecer". ¡Claro! Estamos hablando de la tristeza hecha dibujo animado, más conocida como "El Rey León". Si habrás llorado en la falda de la tía que te llevó a verla. ¡Pobre tía! Ella no imaginaba que sería tan lacrimógena...

Por lo que estuve investigando en Disney quisieron recrear o "infantilizar" el drama de Hamlet. No les quedó muy infantil que digamos... O por lo menos eso comentan los de veintipico cada vez que recuerdan "la peli" de su infancia.



Y vos, ¿qué tardes en el cine recordás?

Mirá los Retro Style anteriores:

-Los chicos por los que nadie daba un mango

-Especial: dedicate a lo tuyo

-Las malas de novela más famosas