Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

El pasado oscuro de la leyenda: Kobe Bryant había sido denunciado por violación y admitió su culpabilidad

La muerte del deportista puso bajo la lupa el episodio que debió enfrentar en 2003, al ser denunciado por abuso sexual por una joven de 19 años.

Una leyenda del básquet con un pasado condenable.
Una leyenda del básquet con un pasado condenable.

Desde que se conoció la noticia del trágico accidente en el que murió Kobe Bryant, su nombre volvió a estar en boca de todos y ya se convirtió en leyenda.

Pero en el medio del impacto y la tristeza, cabe recordar un episodio que protagonizó el astro de Los Lakers en 2003, cuando fue denunciado por violación por una joven de 19 años. Relaciones no consensuadas que primero negó y que luego debió admitir haber tenido, acorralado por las pruebas de ADN en su contra.

El pasado oscuro de la leyenda: Kobe Bryant había sido denunciado por violación y admitió su culpabilidad

Todo empezó en el hotel Lodge & Spa de Eagle, Colorado, donde el deportista se alojaba para recuperarse de una operación de rodilla. Allí conoció a una empleada, a quien le pidió que le mostrara las instalaciones del lugar y con quien terminó en su habitación, a los besos. Hasta ese momento, la situación era consentida. Pero luego, todo cambió. 

Según la declaración de la chica, Bryant la tomó del cuello y la violó. El basquetbolista, en cambio, declaró que no habían tenido sexo, hasta que los policías le dijeron que el cuerpo de la joven tenía restos de ADN suyo y que además presentaba heridas compatibles con un abuso. Recién en ese momento, Kobe confesó que habían tenido relaciones sexuales y que ella se había negado. 

El pasado oscuro de la leyenda: Kobe Bryant había sido denunciado por violación y admitió su culpabilidad

"Creí que los dos estábamos de acuerdo, ahora entiendo que ella no quería que aquello pasara y que no lo ve como yo. Ahora entiendo cómo le ha afectado", dijo en su pedido público de disculpas con el que intentó limpiar su imagen. 

Finalmente, sus abogados llegaron a un millonario acuerdo extrajudicial con la víctima y una semana antes de que le tocara sentarse en el banquillo de los acusados la chica anunció que no iba a testificar en su contra.

"Creí que los dos estábamos de acuerdo, ahora entiendo que ella no quería que aquello pasara y que no lo ve como yo".

Así, cuando empezó la temporada 2006/2007, Kobe hizo borrón y cuenta nueva: cambió el número de su camiseta y recuperó sus sponsors. Al retirarse, la NBA le rindió honores y ya nadie se acordaba de esta mancha de su pasado.