El Negro González Oro dio detalles de la separación de Tato Cabrera: "No creo que vuelva a tener pareja; no siempre entienden los roles que hay que cumplir"

El periodista habló en la revista Noticias de su reciente separación y aventuró: "Es muy complicado ser pareja mía".

El Negro González Oro dio detalles de la separación de Tato Cabrera
El Negro González Oro dio detalles de la separación de Tato Cabrera

Muy cuidadoso de su vida privada, en mayo 2016, Oscar González Oro (65) decidió blanquear a su pareja, Tato Cabrera, a través de una romántica foto en las redes sociales, enmarcada con un corazón. De eso medo, el periodista y conductor hizo público sus casi tres años de amor con el periodista uruguayo. 

"No siempre entienden los roles que hay que cumplir. Yo sé quién soy y si estoy comiendo en algún lugar te tenés que bancar que vengan diez señoras a pedirme diez fotitos".

Sin embargo, el tiempo pasó y los caminos del corazón hicieron que El Negro y Tato continúen su vida por separados: a principio de 2017, la pareja le puso punto final a la relación tras comenzar el año juntos en Punta del Este. En nota con la revista Noticias, González Oro habló de su apuesta sentimental, de su decisión de hacerlo público y del final del romance. "¿Por qué decidió dar a conocer su relación con Tato?", le preguntó el periodista. Y el conductor radial respondió: "Fue un año de autorizarme, un año de cambios, sin dudas. Blanqueé una relación que tenía y que duró tres años. Lo blanqueé ante la gente. Mi familia, mis amigos y mis hijos lo sabían. Me hizo bien y no cambió en nada. La gente me sigue queriendo. Se enojaron mucho más los hombres que las mujeres", sostuvo González Oro, conforme con la historia vivida. 

Luego, al ser consultado si volvería a blanquear a una pareja, sorprendió con su categórica respuesta, ¿en la que le cerró la puerta a un nuevo amor? "No creo que vuelva a tener pareja. Es muy complicado ser pareja mía, supongo. No siempre entienden los roles que hay que cumplir. Yo sé quién soy y si estoy comiendo en algún lugar te tenés que bancar que vengan diez señoras a pedirme diez fotitos. Yo ya me acostumbré, pero a la otra gente a veces le molesta”, sentenció el periodista, quien algunos años atrás se dio la oportunidad de conocer el amor de la mano de una mujer hasta que llegó Tato a su vida. "Tuve mujeres que me dieron placer y me enamoré de un hombre", concluyó el Negro Oro, a corazón abierto.