Mónica Farro: "Los mismos pilotos del vuelo de Xipolitakis me habían invitado a viajar en la cabina desde el despegue, y nos sacamos fotos durante el viaje"

La vedette uruguaya se sumó al testimonio de Vicky y señaló que los (ex) comandantes de Austral la habían llevado a volar con ellos.

Mónica Farro se sumó al escándalo del vuelo de Austral: "Con esos mismos dos pilotos yo también hice despegue, vuelo y aterrizaje"

¡Los cazó al vuelo! Tras ver el video de #ElVueloDelEscándalo, en el que se ve a Vicky Xipolitakis viajando en la cabina, bromeando con los pilotos y hasta manipulando los controles del avión de Austral en pleno despegue, Mónica Farro admitió haber tenido una experiencia parecida... ¡con los mismos comandante y subcomandante! La vedette uruguaya, acérrima enemiga de la Griega, soltó su explosiva confesión en una entrevista para El Diario de Mariana.

"Yo ya estaba sentada en mi asiento de primera clase, mientras los otros pasajeros subían, vino una azafata y me dice 'los pilotos te invitan a la cabina a vivir un viaje con ellos'. Le respondí que sí, que me encantaría, porque nunca había vivido un despegue desde la cabina. Después me quedé todo el vuelo".

Luego del saludo protocolar a los periodistas, la vedette uruguaya se despachó sin tapujos: "Yo también viajé con esos dos pilotos, hice despegue y aterrizaje. Es muy común, viajé muchas veces en muchos lugares con los pilotos. Pero con estos dos, que me los acuerdo porque eran muy simpáticos los dos, me acuerdo que hice todo el vuelo, que despegué. No me acuerdo adónde viajaba, porque ya pasó más de un año de esto, fue un viaje de una hora y pico. Cuando viajo, el pasaje me lo paga la empresa que me contrata, no es que Aerolíneas Argentinas me regala algo, nunca le agradecí a la empresa porque no tengo nada que agradecerles. ¿Cómo fue? Yo ya estaba sentada en mi asiento de primera clase, mientras los otros pasajeros subían, vino una azafata y me dice 'los pilotos te invitan a la cabina a vivir un viaje con ellos'. Le respondí que sí, que me encantaría, porque nunca había vivido un despegue desde la cabina. Después me quedé todo el vuelo".

"A mí no me pueden comparar con Xipolitakis. Fui tranquila, sentada, conversando, tomando un té... Hicimos un par de fotos en el vuelo. No hubo ese baboseo, porque yo no lo permito. Me dijeron 'qué linda que sos, nos encanta que estés acá'. Lo que dice todo el mundo, en la calle o en el supermercado. Nada diferente a lo común".

A pesar de todo, la uruguaya marcó distancia y apuntó contra Xipolitakis: "A mí no me pueden comparar con esta chica. Fui tranquila, sentada, conversando, tomando un té... Hicimos un par de fotos en el vuelo. No hubo ese baboseo, porque yo no lo permito. Me dijeron 'qué linda que sos, nos encanta que estés acá'. Lo que dice todo el mundo, en la calle o en el supermercado. Nada diferente a lo común (…) La cara de los pilotos no me las olvido, porque con ellos conversé mucho y compartí todo el vuelo. Charlamos de la vida. Aparte, me acuerdo porque uno se llama Patricio (Zocchi Molina) y yo soy Mónica Patricia. Entonces le dije 'ay, te llamás como yo'. El copiloto es más serio, el otro era más jodón. Pero no quiere decir que sea baboso o que me haya querido acosar. Creo que a una la acosan si se deja".

"No me ofrecieron que maneje el avión, ni yo hubiera tocado nada. Fui en la cabina, de la misma manera que hubiera ido sentada en el asiento, atadita todo el tiempo. Fue un vuelo normal, nada más que en vez de tener un pasajero al lado, tenía a los pilotos. De hecho, durante el vuelo el que maneja es el piloto automático. Igual, yo no viajo vestida como viaja esta señorita, yo viajo más decente, por un respeto hacia mí y a los pasajeros que vuelan".

Otra diferencia crucial es que Mónica negó haber tenido la posibilidad de controlar la nave: "No me ofrecieron que maneje el avión, ni yo hubiera tocado nada. Fui en la cabina, de la misma manera que hubiera ido sentada en el asiento, atadita todo el tiempo. Fue un vuelo normal, nada más que en vez de tener un pasajero al lado, tenía a los pilotos. De hecho, durante el vuelo el que maneja es el piloto automático. Igual, yo no viajo vestida como viaja esta señorita, yo viajo más decente, por un respeto hacia mí y a los pasajeros que vuelan".

"En ocho años que estoy en Argentina, miles de veces viajé en la cabina. Pero sólo esa vez hice despegue y aterrizaje, con estos pilotos. De hecho, saqué fotos, ellos sacaron fotos, las twitteé y puse 'hermoso vuelo en la cabina'. Pero siempre fue durante el vuelo, hice algo normal que siempre hice. La foto hoy no la tengo, borré los tweets (…) Nunca nadie de Aerolíneas Argentinas se me acercó a mí, ni ahora ni nunca, a decirme que agradezca. Creo que lo que surgió conmigo fue por el piloto, en el momento", finalizó Mónica Farro