Ciudad Magazine

Notas Top

Migue Granados, a corazón abierto, se sensibilizó al hablar de la muerte de su mamá y la operación que tuvo su beba: "Fue el peor día de mi vida"

El humorista reveló en Cortá por Lozano cómo su madre madre murió a los 50 años y terminó conmovido al hablar de su hijita.

La confesión de Migue Granados en Cortá por Lozano: "Hace 2 meses murió mi mamá y eso me liberó porque ya no vivo con ese miedo"

Es conocido por hacer reír en televisión, en el teatro y en las redes sociales, sin embargo Migue Granado en una charla en Cortá por Lozano habló de su lado más vulnerable y de dos de las mujeres más importantes de su vida: su madre y su hija Bernardita (1).

"Mi vieja se mató con el sol toda la vida en la época en la que no existía la concientización. Ella tenía 50 años y había tomado muchísimo sol, se ponía en el cuerpo gaseosa, aceite. Hace un año le apareció un lunar. El melanoma es heavy".

Primero el humorista de Peligro sin codificar contó en el ciclo de Vero Lozano cómo la enfermedad de su madre, que falleció hace poco tiempo por cáncer de piel, hizo que terminara teniendo ataques de pánico. “Hace 2 meses murió mi vieja y eso me liberó fuerte. No tuve más ataques de pánico. Venía con esa carga. Tenía mucho miedo a que se muera y se murió. Eso me liberó porque ya no tengo ese miedo todo el día”, contó, sensibilizado.

“Mi vieja se mató con el sol toda la vida en la época en la que no existía la concientización. Ella tenía 50 años y había tomado muchísimo sol, se ponía en el cuerpo gaseosa, aceite. Hace un año le apareció un lunar y le mutó de bueno a malo. El melanoma es heavy. Fue algo muy duro”, detalló el humorista sobre la pérdida de su madre.

"Mi hija a los 4 meses estaba agitada y la llevé a la guardia porque pensamos que podía tener mocos, pero tenía los intestinos pegados a los pulmones. Me la sacaron de las manos y la metieron en un quirófano 3 horas".

En tren de confesiones, Migue también contó el susto que tuvo con su beba. “Mi hija a los 4 meses estaba agitada y la llevé a la guardia porque pensamos que podía tener mocos. Le hicieron una placa en el pecho y le salió que tenía los intestinos en el pulmón”, relató. “El diafragma no se le había cerrado y se le subió la tripa al pulmón. Me la sacaron de las manos y la metieron en un quirófano 3 horas y yo inmediatamente subí a 42° de fiebre. Me tomé 3 ansiolíticos y ni me enteré, no me pegó, no me hizo nada. Tenía una ansiedad increíble y creo que fue el peor día de mi vida por lejos”, contó, sobre aquel mal recuerdo. “Ahora me la devolvieron andando 10 puntos”, finalizó Migue Granados con su característico humor.