Matías Martin confirmó la desvinculación de Cabito de Basta de Todo: "Es una decisión dolorosa"

El conductor del ciclo dio detalles sobre la salida de su compañero, quien fue parte del programa durante 18 años. El audio.

Matías Martin confirmó la desvinculación de Cabito de Basta de Todo (Fotos: Web)
Matías Martin confirmó la desvinculación de Cabito de Basta de Todo (Fotos: Web)

Tras 18 años al lado de Matías Martin (48) en Basta de todo, el ciclo que se transmite por Radio Metro 95.1, Cabito Massa Alcántara (48) vivió su último día en el programa el pasado 23 de noviembre. Tres días después, fue el propio conductor quien dio a conocer la noticia al aire donde, además, deslizó algunas de las causas que llevaron a este desenlace. 

"En el arranque del programa hablamos de la fiesta de Basta de Todo, que fue muy particular. Yo dije que llegué medio 'bajeli' a la fiesta y tal vez en parte por eso superó las expectativas, porque fui un poco tocado anímicamente y sin tener en cuenta todo lo después terminó pasando y terminamos viviendo, que fue el encuentro con la gente, con el equipo, bailar, disfrutar, cantar. Y una fiesta que la verdad que estuvo muy, muy buena", comenzó diciendo Matías. 

"Sí, lo estoy confirmando. Cabito no va a seguir en Basta. Es una decisión dolorosa de la cual me hago cargo como conductor del programa, del grupo y del equipo".

"En esa fiesta tuvimos un momento en el que estuvimos todos juntos en el escenario y Cabito no estuvo. Por ahí no se sintió del todo cómodo para venir y compartir ese momento que podría haber significado una despedida. Sí, lo estoy confirmando. Cabito no va a seguir en Basta. Es una decisión dolorosa de la cual me hago cargo como conductor del programa, del grupo y del equipo. Sentí que el ciclo hace rato que había perdido algo y a la vez, por ahí suene contradictorio, pero celebro que en estos 18 años con el desgaste que vengo sintiendo, y con algunos problemas puntuales… Sabrán que no voy a estar contando internas, ni voy a alimentar puteríos, ni parte de la imaginación de alguien de generar una noticia extra, pero yo venía sintiendo parte del desgaste de este matrimonio, del recorrido de este programa tanto más grande de lo que uno podía imaginar", agregó.

"Sabrán que no voy a estar contando internas, ni voy a alimentar puteríos, ni parte de la imaginación de alguien de generar una noticia extra, pero yo venía sintiendo parte del desgaste de este matrimonio, del recorrido de este programa tanto más grande de lo que uno podía imaginar".

Luego, reconoció que el ciclo debía sufrir una transformación: "El programa venía pidiendo a gritos cambios. La única manera de crecer e  reinventarse era cambiando y Cabito hacía tiempo que había tenido algunos episodios de salud por un lado y por otro, una participación dentro del programa que se había ido achicando. No quiero ahondar en detalles, pero la situación fue que realmente lo mejor para el programa y para el equipo, era que Cabito no siga en Basta. Por supuesto que lo vengo hablando con él hace un par de años, no es una situación nueva. Puede sonar contradictorio, pero celebro que en estos meses más difíciles y duros donde muchos de ustedes preguntaban qué le pasaba o lo notaban más apagado, más callado o más triste, aún así tuvimos grandes programas, momentos y grandes entrevistas".

Por otro lado, remarcó que todo el equipo está con la energía focalizada en el bienestar de Cabito: "Lo que sí quiero dejar en claro es  que nos preocupamos porque Cabito esté bien de salud, porque la radio le garantice un lugar en diferentes momentos del día, en diferentes programas y situaciones. Él tiene la oportunidad y tiene que decidir porque tiene dudas. Insistí muchísimo para que él se despida, para que él haga esta despedida. Él no se sentía lo suficientemente fuerte y firme. Cuando él lo decida, tiene un lugar acá para despedirse de la gente que tanto se ha divertido con él durante tantos años. Pero hablando todo este tiempo con él y con la gente que está más cerca, llegó a decirme que no se sentía cómodo, que prefería que yo lo comunique y que después él iba a tratar de ensayar alguna despedida. Lo que le dije es que después -de todos modos- algo iba a tener que decir, que comunicar y que en virtud de eso acá tenía un espacio esperándolo cuando se sienta un poco más fuerte".

"El programa venía pidiendo a gritos cambios. La única manera de crecer e reinventarse era cambiando y Cabito hacía tiempo que había tenido algunos episodios de salud por un lado y por otro, una participación dentro del programa que se había ido achicando".

"No tengo mucho más que decir. Son muchos años, es mucho desgaste y a veces hay que tomar decisiones que me hacen sentir muy triste y dolido, pero que me hacen pensar que estoy en el camino correcto, que estoy tomando una decisión dura que privilegia al programa, al equipo que trabaja en el programa y a la radio", continuó.

Por último, cerró: "Después se van a ir enterando de los cambios. Siempre habrá algún periodista que en nombre de la primicia nos trate de sin códigos, llenarnos de alguna montaña de mie..., pero no lo va a lograr porque siempre el programa con amor y respeto por el prójimo. Mientras tanto, Cabito en su casa poniéndose bien, esperará el momento de ponerse fuerte para hacer él su propia despedida".