Marcelo Polino reveló el especial pedido que le hizo a los médicos antes de contarle el diagnóstico a su madre

El periodista habló de su mamá, Ethel, quien falleció el 15 de mayo pasado debido a un cáncer.

Marcelo Polino reveló el especial pedido que le hizo a los médicos antes de contarle el diagnóstico a su madre
Marcelo Polino reveló el especial pedido que le hizo a los médicos antes de contarle el diagnóstico a su madre

El 15 de mayo pasado, Marcelo Polino (55) sufrió uno de los golpes más duros de su vida: su mamá, Ethel, murió luego de luchar contra un cáncer. En pleno duelo por la dolorosa pérdida, el periodista regresó a sus diferentes trabajos y habló del difícil trance que le toca vivir.

“Sí, mi mamá estaba al tanto del diagnóstico. Incluso, cuando supimos lo que sucedía respecto de la metástasis”, comenzó en una entrevista con Noelia Santone para la revista Paparazzi. Luego, Marcelo reveló el especial pedido que le hizo a los médicos antes de contarle el diagnóstico a su madre.

"Lo que pedí fue que ella, al ser una persona grande, ante esta situación no recibiera una comunicación muy cruda, que no le dieran una sentencia. Que estuviese al tanto, porque el derecho a saber la verdad es propio, pero pedí que fueran amorosos. Estuvo con su psicóloga y su médico".

“Igual, lo que pedí fue que ella, al ser una persona grande, ante esta situación no recibiera una comunicación muy cruda, que no le dieran una sentencia. Que estuviese al tanto, porque el derecho a saber la verdad es propio, pero pedí que fueran amorosos. Estuvo con su psicóloga y su médico, y hablaron con ella”, completó.

Días antes, en su regreso a Polino auténtico, su ciclo en radio Mitre, había contado: “Mi mamá tenía un diagnóstico de un cáncer de hace un año. En principio tuvo una operación y salió bien, había quedado limpia como se dice en la jerga médica. Y a fin de año ella se tenía que hacer un chequeo, se lo hizo cuando yo estaba de vacaciones, y el médico me llamó, me dijo que algunas células le habrán viajado por la sangre y que le volvió el cáncer. Cuando volví, me dijeron que el cáncer se había expandido, que tenía metástasis y que no había nada que hacer. A partir de ahí fueron dos meses y la enfermedad la consumió”.