Marcela Tauro reveló el motivo de su llanto tras la broma de Dady Brieva: "Me enojé y empecé a llorar porque me conoce y le tenía aprecio"

La panelista de Intrusos hizo un extenso descargo sobre la tensa situación que vivió el jueves, por la cual se retiró del piso entre lágrimas. ¡Mirá el video!

Tauro explicó por qué lloró tras el chiste de Dady: "Me enojé y empecé a llorar porque me conoce y le tenía aprecio"

Una broma al pasar de Dady Brieva en el medio de una nota de Intrusos a Jorge Taiana, el novio de Claudia Villafañe ("Una cosa es que te diga ‘tontín’ Marcela Tauro, y otra que te lo diga el número uno -por Maradona-"), desató una crisis de llanto en Marcela Tauro en pleno programa del jueves. Y al volver al piso se lo recriminó al humorista mirando a cámara. broma, y el viernes explicó el motivo de su malestar.

"No sé si era para tanto. No lo pude manejar. En el caso de Dady, lo quiero mucho, lo quería mucho... Entonces, me llamó la atención eso. Le tenía un cierto respeto, admiración. Entonces, sentí que como persona me estaba comparando, ninguneando. Yo tengo unos valores, buenos o malos. Como periodista puedo no gustarte, pero me conoce como persona. De hecho, se lo escribí... Si no hubiera sido una persona que sintiera, no me habría puesto mal. Como tenía un cariño por él y lo admiraba, o por lo menos me caia bien…", arrancó Tauro.

"No sé si era para tanto. No lo pude manejar. En el caso de Dady, lo quiero mucho, lo quería mucho entonces, me llamó la atención eso. Le tenía un cierto respeto, admiración. Entonces, sentí que como persona me estaba comparando, ningunenado. Yo tengo unos valores, buenos o malos. Como periodista puedo no gustarte, pero me conoce como persona. De hecho, se lo escribí… Si no hubiera sido una persona que sintiera, no me habría puesto mal. Como tenía un cariño por él y lo admiraba, o por lo menos me caia bien…"

Ante la curiosidad de todos sus amigos del piso, la periodista continuó su exposición: "Tuve una serie de sentimientos, porque por un lado me enojé y empecé a llorar, después no pude volver, por eso me fui directamente. Porque seguía llorando. Por otro lado, miremos lo positivo. Le di prensa. Porque él se sumó a una nota con Jorge Taiana, se comió un garrón conmigo y ahora se va a comer un garrón con Maradona, porque también buscó el tema de decir que Taiana es el abuelo presente (de Benjamín Agüero). Creo que a Diego no le va a gustar mucho, así que la repercusión supongo que va a ser fuerte".

En respuesta elíptica a sus colegas, la panelista aclaró: "Puede ser que estaba sensible, un cúmulo de cosas. En lo personal, gracias a Dios no me está pasando nada malo, al contrario".

Entonces, confesó que intentó comunicarse con Brieva: "Le escribí a Dady, pero no recibí respuesta. Le puse lo que me parecía, que me jodió porque conoce mis valores y con su historia de vida, no puedo creer que sus valores hayan cambiado y piense que Maradona es mejor persona que yo, o que es más groso. Por eso me dio llorar. Perdón por Maradona, pero es lo que pensé siempre, le puse que cómo me comparaba con un tipo que andaba teniendo hijos por ahí y no los reconoce".

"Le escribí a Dady pero no recibí respuesta. Le puse lo que me parecía, que me jodió porque conoce mis valores y con su historia de vida, no puedo creer que sus valores hayan cambiado y piense que Maradona es mejor persona que yo, o que es más groso. Por eso me dio llorar. Perdón por Maradona, pero es lo que pensé siempre, le puse que cómo me comparaba con un tipo que andaba teniendo hijos por ahí y no los reconoce".

Al final, Marcela Tauro resumió su cortocircuito con Dady Brieva: "Entiendo que a lo mejor quiso hacer un chiste y como tenía confianza conmigo… Evidentemente, otro día no me hubiera afectado (…) Estoy más grande, me entran los tiros. Me entró el tiro porque lo quiero. Me hubiera gustado que me diga 'Negra, me mandé un moco', o que lo entendí mal, que estaba sensible. Nada, ni me contestó. Me hubiera dicho 'perdoname' o no, 'sos una bolu…'. Eso, pero también entiendo que quizá no supo qué decirme. A mí se me pasa enseguida, no soy una mina rencorosa, ni se la voy a seguir".