Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

La manía de Charlotte Caniggia: "A veces llega con olor a lavandina porque es obsesiva con la limpieza"

Barby Reali dio un móvil en LAM donde habló de la faceta menos conocida de la participante del Súper Bailando.

La sorpresiva manía de Charlotte Caniggia: "Es una obsesiva de la limpieza"

La última performance de Charlotte Caniggia, bailó folklore disfrazada de una anciana, fue denostada por todos los jurados del Súper Bailando. Ahí la mediática, como parte de la coreografía, aparecía barriendo y en una nota con Los Ángeles de la mañana fue Barby Reali, su coach, quien reveló una manía que tiene la hija de Mariana Nannis y Claudio Caniggia.

“Charlotte, con respecto a la limpieza, es una obsesiva. Tiene un TOC total con la limpieza. Es obsesiva, de verdad, al punto que a veces llega al ensayo con olor a lavandina que uno dice ‘¿qué estuviste haciendo?’”, comentó la coreógrafa, cometiendo un error muy común y repetido.

"Charlotte, con respecto a la limpieza, es una obsesiva. Tiene un TOC total con la limpieza. Es obsesiva, de verdad, al punto que a veces llega al ensayo con olor a lavandina que uno dice ‘¿qué estuviste haciendo?’".

Los últimos años se popularizó hablar de TOC cuando se quiere referir a manías recurrentes, en hábitos como puede ser guardar la ropa de un mismo color, de una determinada forma, comerse las uñas, poner el volumen del televisor en número par o cualquier otra acción que puede prestarse a las bromas, con el Trastorno obsesivo compulsivo, una enfermedad neuropsiquiátrica.

El TOC se caracteriza por la irrupción de pensamientos, impulsos o imágenes incontrolables que se repiten en la mente y se vivencian como intrusivos e inapropiados. Estas preocupaciones (obsesiones) son capaces de provocar ansiedad, duda y sufrimiento significativos.

El TOC, según la Asociación Argentina de Trastornos por Ansiedad, "se caracteriza por la irrupción de pensamientos, impulsos o imágenes incontrolables que se repiten en la mente y se vivencian como intrusivos e inapropiados. Estas preocupaciones (obsesiones) son capaces de provocar ansiedad, duda y sufrimiento significativos. La mayoría de las veces la persona reconoce que estas ideas son producto de su propia mente e intenta ignorarlas, suprimirlas o neutralizarlas a través de la realización de actos mentales o comportamientos repetitivos ( compulsiones) que el individuo se ve obligado a realizar para prevenir los peligros que anuncian las obsesiones o calmar la angustia que estas le provocan, cumpliéndolos de manera ritualística o excesiva". Un TOC frecuente, por ejemplo, es el miedo a contaminarse con gérmenes y para aliviar el miedo a contaminarse, puede que una persona se lave las manos compulsivamente hasta lastimarlas.

Analìa Franchín es una de las famosas que ha dado su valiente testimonio sobre cómo su vida se ve afectada por este transtorno. "A veces cuesta entender. Es horrible. Lo recontra padezco. Hay calles por las que no camino. No toco nada con la mano izquierda. No piso las rejas donde está el subte abajo. Viví cinco años en edificio y chequeaba las columnas, en relación a los pisos. Me preocupa si el de arriba tiene un sommier pesado o heladera de dos puertas", aseguró la periodista en su última visita a Intrusos. "Para mí la gente piensa que es gracioso, como en la obra Toc-Toc. Los que lo sufrimos lo padecemos mucho. Nos quita dos horas del día hacer las rutinas. Es agotador. Te levantás y te acostás con esto", expresó, sincera.