Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Locho Loccisano se quebró al ser eliminado de El hotel de los famosos: "No me quería ir"

Walter Queijeiro se cobró revancha del anterior “desafío de la H” y dejó afuera a uno de los favoritos del público.

Locho Loccisano quedó eliminado de El hotel de los famosos

Locho Loccisano y Walter Queijeiro volvieron a verse las caras en “el desafío de la H” de Del hotel de los famosos luego de algunos meses, aunque en esta ocasión fue el periodista el que triunfó sobre el notero, y lo dejó afuera del certamen.

La semana pasada, un mal movimiento durante el desafío del laberinto dejó a Locho con un gran dolor en un pie, por el que tuvo que ser asistido por una médica. Sin embargo, el pronóstico que le dieron tras una serie de estudios confirmó sus sospechas.

Tengo un esguince de dedo, así que espero que mis compañeros tengan compasión y no me nominen hoy a la noche”, se esperanzó el participante, aunque Alex Caniggia, Martín Salwe y Lissa Vera habían decidido refundar “La Familia” a su manera.

LOCHO LOCCISANO TUVO QUE DEJAR EL HOTEL DE LOS FAMOSOS TRAS PERDER EN EL DESAFÍO DE LA H CON WALTER QUEIJEIRO

Yo llegué a instancia porque estuve un mes con la espalda rota, y jugué, y seguí jugando. No podés hacer reposo faltando cinco días, lo lamento”, le espetó Martín Salwe, antes de que Lissa decidiera dejar de lado un acuerdo previo que tenía con Locho para no nominarlo de cuando ambos eran parte de “Los sanguinarios”.

La palabra es la palabra, pero vos podés hacer lo que quieras en la vida. Cada uno sabe si se dio la mano o no con alguien, yo tengo palabra”, le dijo Locho a Lissa, que se defendió aduciendo que “ahora son solo cinco participantes” y que “se merecía descansar”.

De esta manera, tanto Locho como Walter quedaron nominados para enfrentarse en la H y se enfrentaron en un duelo en el que Locho llevó la delantera desde un comienzo debido a la diferencia de edad, pese a que el frío les dificultaba respirar.

Sin embargo, la motricidad fina de Walter le permitió ponerse a tiro a la hora de embocar una serie de tótems con un anzuelo y eso desconcertó a Locho, que reconoció la derrota antes de tiempo arrodillándose frente a la H mientras su rival insertaba la tarjeta.

Son lágrimas de felicidad, creo. No me quería ir, pero… no sé qué decir”, dijo Locho con lágrimas en los ojos. “Avísenle a mi mamá que me espere con una milanesa napolitana, que tengo hambre”, agregó, ante la sorpresa general.

“Ahora voy a ir a lo de mi mamá, me voy a quedar unos días en lo de mi vieja, para aprovechar a estar con mi familia”, dijo, mientras el Chino Leunis le preguntaba qué señales vio en los últimos días.

Sé por qué estoy acá, porque perdí, el para lo veré mañana, o dentro de unos días, unas semanas. Pero esa es la búsqueda: cambiar el ‘por’ por el ‘para’”. No me quiero ir sin agradecer”, dijo Locho, y enumeró a todos los involucrados en el ciclo, y les deseó a todos sus compañeros buena suerte en la definición.

Creí que este día no iba a llegar, y llegó, pero me parece que se viene todo bueno. Me da bronca cómo llegué hasta esta H por la lesión en la rodilla y el pie, pero bueno… Parece que es una pesadilla pero no”, cerró Locho antes de cruzar la puerta de salida.