Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

José María Listorti y una inesperada revelación: ''La notas del jugo loco las odié toda mi vida; era torpe y básica"

El conductor de Hay que ver confesó en Últimos cartuchos la nota que siempre detestó. 

Listorti y una cámara oculta que prefiere olvidar: ¿Le gustó o no le gustó?
Listorti y una cámara oculta que prefiere olvidar: ¿Le gustó o no le gustó?

Durante once años, José María Listorti fue parte del equipo de humoristas que eran el espíritu de cada emisión de VideoMatch, el programa de Marcelo Tinelli que todos veían y cuyo éxito residía, en gran parte, en las cámaras ocultas que buscaban generar la risa a partir de la sorpresa o el susto de las personas que, desprevenidas, caían en la broma. 

Pero había uno de esos segmentos que el conductor de Hay que ver siempre detestó hacer: el del famoso Jugo loco. Así lo reveló al aire en Últimos cartuchos, programa que emite Vorterix, donde contó lo que pensaba sobre esa sección que Tinelli le insistía que hiciera porque a sus hijas les encantaba. 

José María Listorti y una inesperada revelación: ''La notas del jugo loco las odié toda mi vida; era torpe y básica"

"¿Le gustó o no le gustó?", era el latiguillo con el que Listorti remataba siempre la cámara oculta, que se realizaba en un mercado donde proponía a sus "víctimas" testear dos jugos: uno normal y otro con sal, para que luego dieran su veredicto.

''La notas del jugo loco las odié toda mi vida; me parecía tonta, torpe, básica, de nene de primaria poniéndole sal a un jugo para que hagan caras, era de preescolar. Y a Marcelo, parece que no sé si a Micaela o Candelaria, que en ese momento eran chicas, las hacía reír... Y me hacía grabar esa nota siempre, y yo sufría", dijo Listorti.

"La notas del jugo loco las odié toda mi vida; me parecía tonta, torpe, básica, de nene de primaria poniéndole sal a un jugo para que hagan caras".

Además, contó que como la producción quería que captara a personas de origen chino para que "hagan caras graciosas", para grabar estas notas tenían que irse hasta los supermercados del barrio de Once.

Listorti reveló también que la frase "Le gustó o no le gustó" salió de él mismo, para divertirse por su cuenta e "intentar que la gente se ría de otra cosa".

José María Listorti y una inesperada revelación: ''La notas del jugo loco las odié toda mi vida; era torpe y básica"

Para colmo, José María aseguró que estas cámaras le trajeron consecuencias esperables: las incontables represalias que sufría cuando iba a un restaurante. 

''Me daban cada porquería para comer... Una vez pedí un té y me lo dieron con sal, y yo me di cuenta porque le habían puesto mucha y se veía. Se lo dije, se fue a traerme otro, y tres veces me trajo el mismo té con sal, hasta que me tuve que ir del lugar’’, recordó.