Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Florencia Zaccanti, la chica sexy de Gran Hermano 2015: "Creo que voy por los 50 días sin tener sexo y ya me estoy empezando a poner de mal humor"

La última participante en abandonar el reality habló con Ciudad.com de sus días adentro del juego, su relación con Fernando y la falta de "mimos".

Flor Zaccanti, la chica sexy de GH (Foto: Web)
Flor Zaccanti, la chica sexy de GH (Foto: Web)

Desde los primeros días en Gran Hermano 2015, Florencia Zaccanti impactó con su tremendo cuerpo y soltura para manejarse con sus compañeros dentro de la casa. Pero su mirada se fijó en Fernando, uno de los participantes que se fue a pocos días de que la joven ingrese. Y si bien ella declaró sentir cosas por el ingeniero industrial, protagonizó una fuerte escena debajo de las sábanas junto a Eloy y Francisco que encendieron el debate en el público y las redes sociales.

¿Cómo fueron los primeros días de Florencia afuera de la casa?, ¿qué pasó en esa misteriosa cama? y ¿cómo está hoy su relación con Fernando? Son algunas de las preguntas que la bella mujer se animó a contestar en un diálogo imperdible con Ciudad.com.

"A mí me encanta Fernando. Es un chico al que buscaría en un boliche o si lo conozco en un asado, le pediría su número y volvería a hablar con él porque me gusta".

-Cuándo Fernando se fue de la casa se te vio muy angustiada y hasta lo nombraste en toda tu estadía en Gran Hermano. Hoy que estás afuera, ¿qué hay de real en todo lo que dijiste y cuánto fue producto del encierro?

-A mí me encanta Fer. Es un chico al que buscaría en un boliche o si lo conozco en un asado, le pediría su número y volvería a hablar con él porque me gusta. Obviamente el encierro hizo que me aferre un poco más, pero es real lo que me genera. Ahora estamos acá afuera pero se fue de viaje así que tampoco pudimos juntarnos a hablar, sólo compartimos una cena con Romina Malaspina y unos amigos más pero después él se tuvo que ir a un programa y no pudimos dialogar solos.

-Por lo poco que pudiste percibir, ¿sentís que están en la misma sintonía?

¡No me va a dar bola! (risas) Lo atosigué mucho pero no sé… en la semana te cuento. Creo que está difícil la cosa por una cuestión de que me le tiré muy encima. Capaz si bajo las revoluciones, se dé cuenta.

-¿Fernando es uno de esos chicos para tener una relación seria?

-¡Sí! De todas formas, no sé si estoy preparada para eso. Me interesa mucho conocerlo y, al mismo tiempo, me da miedo porque digo ‘a ver si después me enamoro’, no quiero que eso pase ahora. Creo que es un chico para enamorarse porque es súper romántico, medio meloso y a mí me encanta eso. Ahora lo quiero dejar tranquilo, que se relaje y después veremos.

"Creo que voy por los 50 días de abstinencia y ya me está empezando a molestar bastante. Aparte me estoy poniendo muy de mal humor, ese es el problema".

-Ese impulso de dejarle en claro lo que te pasa, ¿lo aplicas en todos los momentos de tu vida?

-Totalmente, soy súper frontal. No soy tan efusiva como se me vio cuando le di el pico a la salida de la casa pero imaginate que venía de estar 40 días con gente y no verle la cara a nadie. De repente se abrieron las puertas y la gente gritaba mi nombre, cosa que nunca me había pasado, me aplaudían y me decían ‘chapátelo, chapátelo’. Obvio que cuando le di el beso, grité y salté cual gol de arco a arco en una cancha… y así lo festejé.

-En la casa también declaraste empezar a sentir la falta de cariño de un caballero…

-Todavía no lo tuve, te lo juro por Dios. Recién hoy (sábado) volví a mi casa así que sigo con abstinencia. Creo que voy por los 50 días y ya me está empezando a molestar bastante. Aparte me estoy poniendo muy de mal humor, ese es el problema. No soy una mina a la que todo el mundo conocía de antes, no era del ambiente. Era conocida por lo de mi viejo (Cosme Zaccanti, exjugador de Racing) pero no se me acercaban. Igual, ahora –y esto lo juro- no tuve ni un sólo mensaje que diga ‘te extrañé, ¿por qué no nos vemos?’, ese ni en pedo. Es más, la poca ‘mercadería’ que había dejado cuando entré, se me enojó por todo lo de Fernando. Pero tampoco tuve ni tiempo de hablar con nadie porque estoy yendo a los programas de televisión y esas cosas, tratando de estar en los medios para perdurar.

-¿Y tu idea es esperarlo a Fernando?

-(Risas) Cuando quiera aparecer, que aparezca… yo voy a hacer mi vida. Por ahora lo tengo que esperar porque no tengo otra cosa.

"Lo que pasó con Francisco y Eloy debajo de las sábanas, fue un juego. Las historias de amor y esas cosas venden y necesitaba hacer algo porque era mi última semana y no sabia si me iba o no".

-Jorge Rial reveló que antes de salir de la casa, le propusiste a Francisco Delgado tener relaciones sexuales, ¿es real?

-Esas cuestiones las trato así con mis amigos porque soy así con todo el mundo y más con mis amigos hombres. Soy de joder y hacer chistes pero no pasa más allá de eso. La verdad es que no me acuerdo de habérselo dicho pero pudo haber pasado. Como para mí no fue nada importante, ni lo dije con ganas o pensándolo, no me acuerdo. Uno dice esas cosas porque está encerrado y eso te genera ganas de agarrarte cualquier cosa que se te cruce por ahí. Obvio que Fran es súper lindo pero somos amigos, viví muchas y fue muy importante para mí entonces no voy a perder esa amistad por algo sexual. En cambio, a Fernando me falta conocerlo un poco más como amigo pero si se tiene que perder la amistad con él, que se pierda (risas). Ahí ya no me importa tanto. Hay que tener en cuenta que Fran y Fer son amigos y yo no me meto con amigos.

-Hablando de debates sexuales, también se cuestionó mucho el momento en el que se te ve en una cama con Eloy y Francisco… ¿pudiste ver esas imágenes?

-Sí, y la verdad es que me mató el alma verlo porque dije ‘la pu.. madre’, no lo viví así como lo estoy viendo. Me pareció súper fuerte cuando lo vi desde mi celular. No masturbé a nadie. Primero que si yo hubiera hecho eso con Francisco y Eloy, tendría altas habilidades con las manos como para que no se vea ese movimiento tan brusco debajo de las sábanas. Segundo, si eso hubiese pasado, estaría muy contenta de eso porque hablaría bien de mis dotes, pero no lo hice. Fue un juego. Las historias de amor y esas cosas venden y necesitaba hacer algo porque era mi última semana y no sabía si me iba o no. Los chicos están como muy excitados y yo también, pero no pasó nada. No me voy a meter a romperle la ropa a otra persona. Necesitaba que se hable de mí. Después la gente tomará como estrategia decirme gato o lo que quieran, pero no pasó nada.

-¿Cómo tomás esas críticas, te molestan?

-No porque tengo bien en claro lo que soy, la gente que está conmigo también lo sabe, y a los únicos que le tengo que dar explicaciones es a mi familia que son los que más sufrieron, eso fue lo que a mí me puso mal. Les expliqué, me creyeron y listo. La gente puede creer o no creer pero la realidad es que los únicos que van a saber lo que pasó debajo de las sábanas son Eloy, Francisco y yo.