Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Flor Jazmín Peña, a corazón abierto: "Mi hermana es especial, tiene Rubinstein Taybi"

La bailarina del Súper Bailando habló de su familia y del síndrome que afecta a Rocío, lo que la hizo tener una positiva filosofía ante la vida.

Flor Jazmín Peña, a corazón abierto: Mi hermana es especial, tiene Rubinstein Taybi
Flor Jazmín Peña, a corazón abierto: Mi hermana es especial, tiene Rubinstein Taybi

Luego de muchos años de trabajo y estudio, Florencia Jazmín Peña (25) dio el gran salto. La bailarina fue elegida para acompañar a Nicolás Occhiato (26) en el Súper Bailando 2019 y desde que puso un pie en la pista su talento y su carismática personalidad la convirtieron en la revelación del certamen de Marcelo Tienlli.

Nacida en Lanús y popular en las redes sociales, Flor Jazmín dio detalles de su intimidad familiar en la revista Pronto: contó la historia de vida de su hermana, Rocío (23), y su aprendizaje de vida.

"Mi hermana, Rocío, es especial, tiene Rubinstein Taybi y trastornos relacionados al desarrollo. Además, tiene un retraso madurativo importante".

"Mi hermana, Rocío, es especial, tiene Rubinstein Taybi y trastornos relacionados al desarrollo. Nunca se terminó de detectar bien del todo qué es lo que tiene, pero posee varias patologías. Además, tiene un retraso madurativo importante porque tiene 23 años y, por momentos, tiene la mentalidad de un niño de 5", dijo la bailarina, dando cuenta de la realidad que vive su hermana menor.

"A mí siempre me vas a ver con una sonrisa. Soy consciente de lo privilegiada que soy. No me refiero al talento, sino por tener salud".

Comprometida con el bienestar de Rocío, Peña contó los sacrificios diarios de sus padres para que a su hermana tenga la mayor calidad de vida posible: "Mis viejos laburaron mucho para que no faltara nada y para que tuviera una buena obra social. Hubo un momento en que la problemática de mi hermana hizo que yo eligiera una carrera porque pensé que así iba a tener un futuro asegurado, con buen pasar económico como para ayudar. Después me di cuenta de que estaba desperdiciando mi tiempo. A Rocío, por ejemplo, le encanta bailar. Pero tiene una limitación que no permite que se pueda dedicar a eso. Entonces, pensé: 'Si nací con una habilidad y tengo salud, debería honrar eso'. Ahí cambié mi filosofía de vida".

En ese contexto, Flor habló de su aprendizaje diario, que llegó de la mano de su hermana, Rocío: "A que a mí siempre me vas a ver bien arriba y con una sonrisa. Soy muy consciente de lo privilegiada que soy. No me refiero al talento, sino por tener salud, por tener la posibilidad de elegir… El 90 % de mi trabajo se lo dedico a mi hermana. Cuando tenés una persona especial en la familia, la familia entera es especial".