Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Fede Bal se hartó de Nazarena Vélez: "Voy a cortar la violencia de raíz, no voy a bancar más que me difame"

El actor habló de la orden judicial que le otorgaron para frenar las fuertes declaraciones de su exsuegra y evitar un cruce en Mar del Plata.

Fede Bal habló en Intrusos de la restricción perimetral que le puso a Nazarena Vélez

En mayo de 2016, Barbie Vélez y Federico Bal terminaron su noviazgo con un delicado cruce de denuncias en la Justicia por violencia de género, del que ambos fueron sobreseídos.  

En ese contexto hostil, Nazarena Vélez acompañó a su hija y se pronunció con vehemencia en contra del actor, con quien actualmente está en pie de guerra. Este verano, la actriz decidió hacer temporada en Mar del Plata al tiempo de que Barbie y Fede también desembarcaron en la ciudad balnearia, con sus espectáculos por separado.

"Voy a cortar la violencia de raíz. No voy a dejar que esta mujer siga difamándome... Es una mujer que no se cansa de hablar porquerías de mí".

Esta coincidencia le dio pie a Nazarena para que emita nuevas y polémicas declaraciones en contra de Bal y él decidió ponerle un freno desde la Justicia, pidiendo una orden de restricción perimetral y que se le impida hablar de él en los medios de comunicación, como en las redes sociales.

Visiblemente enojado, Fede fundamentó los motivos que lo llevaron a actuar así: "La jueza dio el okey a mi pedido, que es para cortar la agresión y la violencia. No voy a bancar más lo que se dijo de mí, que se me difame en todos los programas de la tele, en donde esta mujer conseguía un móvil", dijo el actor y productor de la revista Nuevamente juntos ante el micrófono de Intrusos.  

Y agregó: "Todo lo que dijo ella es más que suficiente para establecer una medida cautelar, una perimetral, para que no me nombre, para que no haga referencia a mí ni con un seudónimo... Voy a cortar la violencia de raíz. No voy a dejar que esta mujer siga difamándome. Alguien tiene que hacerlo, alguna vez, y tal vez me tocó a mí". 

Sobre la delicada denuncia de violencia de género que recayó sobre sus hombros, aseguró: "Yo estoy muy tranquilo, siempre lo estuve, porque sé cómo fueron las cosas. Pero es una mujer que no se cansa de hablar porquerías de mí, de generar móviles hablando una hora de mí y cinco minutos de su obra. Yo judicializo las cosas que pasan una línea".

Consultado sobre si hay un trasfondo que no se conoce de su separación de Barbie, Fede concluyó: "Claro que sí. Yo por muchísimo respeto me callé un montón de cosas, y nunca pienso hablar de esto, por el respeto que aún le tengo a mi exnovia".