Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Fabián Doman y su esperado regreso al frente de Momento D: "El que trabaja en la tele nunca se va"

Fabián Doman adelantó cómo será Momento D, su nuevo programa

El conductor conversó con Ciudad sobre su regreso a la TV, su nueva apuesta al amor y la gran relación que tiene con sus hijos.

“Son muchos regresos juntos. Regreso a la tele, a eltrece y con muchas ganas. Con mucha expectativa”. Así palpita Fabián Doman el estreno de Momento D, un magazine de actualidad que irá de lunes a viernes a las 14.30 y que lo tiene a la cabeza. “Vamos a hacer la actualidad, contarte qué es lo que está pasando y ayudar a entender qué es lo que nos está pasando”, promociona a Ciudad Magazine, unos minutos después de elegir el asiento, acomodarse y preguntar por el plano que tendrá en la nota. 

Los últimos meses fueron intensos para el conductor de las nuevas tardes de la tele. 

1) Abandonó la conducción de Intratables para dedicarse a las relaciones externas de Edenor, la empresa de servicio eléctrico.

2) Emprendió una candidatura para convertirse en el nuevo presidente de Independiente con la que busca destronar a Hugo Moyano.

3) Renunció a su alto puesto para cumplir su sueño presidencial en el club de sus amores.

4) Aceptó volver a la TV con un programa a medida.

5) ¡Y ademásss! Gritó su felicidad en las redes abrazado a Viviana Salama, su nueva pareja.

"Yo creo que de la TV no me fui nunca. De un modo u otro, el que trabaja en tele o es periodista nunca se va".

Podrían decir que vivo enamorado. Me podría acusar de eso, pero ¡qué maravilla de acusación!”, suelta sobre su noviazgo. La pantalla chica, los colores de su club, su trabajo, la política. Sus hijos, su madre. Fabián Doman y sus pasiones. 

-¿Te encontraste con una tele diferente?

-No, la televisión nunca dejé de verla. Para mí la televisión es la misma con una sociedad que está golpeada, preocupada y nerviosa por todo lo que nos pasa. Es natural y nos obliga a nosotros, por un lado, a ser muy precisos en lo que contamos. Contar la verdad, como digo yo, de si hay un incendio, pero tampoco tirarle kerosene al fuego. Hay que contarlo para entender porque hay un incendio. Una sociedad que necesita que la hagas pasar bien y no la vuelvas más loca de lo que ya estamos. Yo creo que a todo, excepto cuando hay una muerte, se le puede poner un chiste, una ironía o un giro para que a vos, como televidente, te resulte más llevadero todo.

"Estoy en edad de casi abuelo y cuando uno es joven busca el amor, después buscás la paz y a mi edad buscás el compañerismo. Yo busco las tres cosas y gracias a Dios las tengo".

-Pasaste de un estudio a estar al frente de una empresa como Edenor. ¿Fue un choque?

-Yo ya estuve varias veces de los dos lados del mostrador, de hecho, yo arranqué del otro lado del mostrador. Yo me siento cómodo en los dos lugares. Eso me permite la ventaja de que cuando estoy en uno, entender al otro. No noté diferencias. En el caso de Edenor encontré periodistas especializados en el área energética con una preparación profesional impresionante. Muy serios y muy profesionales.

-¿Tuviste abstinencia de estar en un estudio frente a la cámara?

-Yo soy un consumidor nato de noticias y de futbol, por supuesto. Tampoco como arrancó mi candidatura por septiembre u octubre, el “hueco mediático” no fue tan grande ni tan largo porque empezaron las notas, las apariciones. No tuve un periodo de abstinencia. Estaba convencido de lo que hice y el momento ahora, por un montón de circunstancias curiosas y particulares. Me voy de la televisión a una empresa, pero esa empresa resulta incompatible con mi candidatura a Independiente. Dejo la empresa y vuelvo a la televisión. Yo creo que de la TV no me fui nunca. De un modo u otro, el que trabaja en tele o es periodista nunca se va.

"Con Viviana nos conocimos porque yo compré y vendí mi casa. Ella trabaja en el negocio inmobiliario. Pregunté quién era, me dijeron cómo se llamaba, pedí su teléfono y ella dijo que no. Las amigas me lo dieron igual y ahí le escribí".

-Contaste que es un desafío informar y tratar de entrener para que no sea todo tan pesado. ¿Cómo proyectas que lo van a hacer en Momento D?

-Descubrí que el panelista o el colaborador que parece más serio puede ser divertido, y viceversa. Todos aportamos algo siempre. A mí me gusta contar cómo me fue en las vacaciones, que a mí también se me atrasó el vuelo o que yo tampoco pude cargar nafta, si fui al súper y faltaba algo, si salí a la calle y no había taxis o si las expensas de mi casa me resultan caras. No es solo desde el humor, sino desde contar lo que a uno le pasa. O capaz me quedé sin luz o estoy preocupado porque no sé si mis sobrinos van a tener clases en marzo por el Covid-19. Desde ese punto distender el aire para que no sea un programa tan rígido.

-Estás enamorado, compartiste fotos en tus redes sociales con Viviana Salama, tu novia. ¿Va a ser parte del programa este “Doman enamorado”?

-(Risas) Si me lo pregunta alguno de los panelistas o nuestro movilero, seguramente. No saldrá de mí. Yo nunca dejo de contestar nada, como también supongo que me van a preguntar de Independiente. Nunca dejo de contestar, pero no es el eje. Gracias a Dios estoy en una muy linda relación con alguien que no es del medio, pero que no tiene problemas con eso. Se lleva bien, conoce el ambiente del fútbol porque su hermano fue dirigente y eso me ayuda. Viviana está feliz que vuelva a la televisión.

Fabián Doman y su esperado regreso al frente de Momento D: "El que trabaja en la tele nunca se va"

Momento D con Fabián Doman. (Foto: Prensa eltrece)

 

FABIÁN DOMAN Y UNA NUEVA OPORTUNIDAD EN EL AMOR CON VIVIANA SALAMA

-¿Cómo se conocieron con tu pareja, Viviana Salama?

-Nosotros nos conocimos porque yo compré y vendí mi casa. Ella trabaja en el negocio inmobiliario, aparte de que es abogada, y la conocí cuando fui a uno de los locales a firmar un papel de la compraventa. Pregunté quién era, me dijeron cómo se llamaba, pedí su teléfono y ella dijo que no. Las amigas me lo dieron igual y ahí le escribí.

-¿Qué te impactó de ella que fuiste tan directo?

-Es fácil. La belleza y la personalidad. ¡Rapidísimo!

-¿Cómo sos cuando estás enamorado?

-Igual que cuando no lo estoy (risas). Siempre tengo gestos románticos y esa respuesta va a en mi contra. También podrían decir que vivo enamorado. Me podrían acusar de eso, pero ¡qué maravilla de acusación! A mí me gusta ser compañero, agasajar a la otra persona, pero no al punto de ser cargoso, ni meloso. Me gusta que la otra persona conmigo se sienta cómoda y que me hagan sentir cómodo a mí. Me gusta que quien esté al lado mío sea compañera.

-¿Es una condición excluyente?

-Sí. Yo tengo hijos grandes ya. Estoy en edad de casi abuelo y cuando uno es joven busca el amor, después buscás la paz y a mi edad buscás el compañerismo. Ahora, a mi edad buscás el compañerismo, la paz y el amor. Es más complicado, eh. Yo busco las tres cosas y gracias a Dios las tengo.

"La palabra 'ensamblada' me resulta fría, pero está bien. No hay una fórmula por la cual mágicamente partes diferentes se unen. No es mágico, hay que ceder. Tiene que haber cariño y respeto".

-¿Qué tipo de planes hacen? ¿Son de ir a comer, viajan?

-Hablamos mucho durante el día. Nos cargamos diciendo "nos escribimos mucho". Vivimos en casas separadas, pero cerca. Tratamos o de almorzar o de cenar. Los fines de semana estamos más tiempo juntos, por supuesto. Ella sabe, por ejemplo, que estoy acá haciendo esta nota y yo sé que ella está por firmar una operación inmobiliaria dentro de media hora. Fluye mucho en lo diario. Somos muy compañeros y somos de preguntarnos "me pasa esto, ¿qué te parece que haga?" o que yo le diga "tengo esto, ¿qué opinás?". Ella insistió mucho para que vaya a eltrece.

-¿Cómo te lo manifestaba?

-Ella sabía que tenía tres propuestas. Me decía 'vos tenés que volver a ese canal, a vos te gusta, lo extrañás y tenés que volver a eltrece’. Fue así.

Fabián Doman y su esperado regreso al frente de Momento D: "El que trabaja en la tele nunca se va"

Fabian Domán y su novia, Viviana Salama. (Foto: Instagram)

 

"Estoy muy orgulloso de que mis hijos sean independientes, que tengan opinión propia y que muchas veces no coincida con la mía. Están preparados para enfrentar la vida".

FABIÁN DOMAN Y EL GRAN VÍNCULO CON SUS HIJOS

-¿Cómo es la relación que tenés con tus hijos Federico (30), Cocó (25) y Marc (22)?

-El menor me apoya siempre en todo, pero no desde el aplauso sino desde una mirada crítica. Él tenía una preocupación sobre un trabajo que yo tenía el año pasado y me lo hizo saber. Me dijo '"ojo" en un tema profesional que él percibía. Y el mayor está un poco más vinculado a la cuestión económica o a los contratos. Mi hija que trabaja en Viacom Holanda es la que me hace comentarios como "esto yo lo hubiera hecho de otra manera". "Esta corbata te queda bien", "está bien lo que dijiste" o "qué bien presentaste el tema". Y después está muy, muy encima de que esté bien deconstruido. Está muy bien y me va enseñando mucho.

Fabián Doman y su esperado regreso al frente de Momento D: "El que trabaja en la tele nunca se va"

Fabián Doman junto a sus hijos Federico, Cocó y Marc. (Foto: Instagram). 

 

-¿Se pone brava?

-Sí y está bien. Ella me enseña. Gracias a ella aprendí a no naturalizar la discriminación. Mi hija me enseñó eso. Que me diga "mirá que en tal programa dijeron esto". Amablemente me está diciendo "che, esto no es así y no puede ser así". No era en mi programa, pero hubo un caso el año pasado en donde me dijo "mirá qué mal esto". Era en otro, en un programa del mismo canal donde yo estaba. Ello lo observó y me hizo prestar atención a eso.

-Se te nota muy contento con los adultos en los que se convirtieron. ¿Qué te da más orgullo de ellos?

-Estoy muy orgulloso de que los tres sean independientes, que tengan opinión propia y que muchas veces no coincida con la mía. Están preparados para enfrentar la vida, de hecho dos viven en el exterior. El tercero hace dos carreras acá. Una que es muy linda, que es para ser paramédico, una de las primeras camadas de paramédicos que va a haber en Argentina como paramédicos recibidos. Y yo le agradezco a la vida que sean como son porque creo que a los chicos lo más importante que uno tiene que generarles es pensamiento propio.

"Mi hija que se fue con un bolsito a Holanda, hizo una carrera universitaria completa y consiguió trabajo ella sola. Yo le digo que es la que más lejos llegó porque trabaja en la televisión holandesa y lo consiguió sola".

-¿Cuál creés que fue el legado que les entregaste a tus hijos?

-Dar las herramientas para que puedan razonar, a veces equivocada o acertadamente, coincidiendo conmigo o no. Después tenés a mi hija que se fue con un bolsito a Holanda, hizo una carrera universitaria completa y consiguió trabajo ella sola. Yo le digo que es la que más lejos llegó porque trabaja en la televisión holandesa y lo consiguió ella sola. Por más que diga que es mi hija, en Holanda le dicen "¿quién es Doman?". Soy nadie. Mi hijo en España, lo mismo. Es duro que a veces tengan opinión propia cuando no coincide con uno, pero yo valoro eso mucho más.

FABIÁN DOMAN HABLÓ DE LA IMPORTANCIA DE SU MADRE EN SU VIDA

-Alguien muy presente en tu madre. ¿Es tu fan?

-Antes me criticaba y ahora ya no. Yo le digo "si cada vez que salgo al aire vas a decir que todo lo que digo está bien...". Hace años lo hacía, ahora no sé qué dije sobre algo que no me había gustado, me dijo que estaba muy bien lo que yo había dicho y yo "no, no estuve bien". Un diálogo medio cómico (risas). Mi madre es televidente fanática de eltrece y era otra que estaba presionando para que vuelva al canal.

-¿Cómo está ella con la pandemia?

-Va a cumplir 78 años y estamos preocupados con mis hermanos, como le pasa a todo el mundo. Querés ayudar, pero no querés ayudar. Que una persona la asista, pero al mismo tiempo tenés miedo de que se enferme de Covid-19. Tiene las tres vacunas y pasa lo que sucede en todos lados, que pensás "voy a verla o no voy a verla". El cumpleaños del 2020 lo festejamos en una plaza, por ejemplo. Ella está muy vinculada a mi profesión porque además de docente fue dirigente sindical docente y dirigente política. Hemos discutido mucho de política, muchas veces, al igual que con mi padrastro. Muy politizados y mi familia es muy politizada. En cualquier reunión familiar se habla de política desde el minuto cero, cada uno con posiciones diferentes.