Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Expendedoras techie

Ahora los reproductores de mp3 de Apple también se pueden comprar en máquinas expendedoras. Las creó una compañía norteamericana que las instaló en aeropuertos, hoteles y restaurants. También tienen auriculares, dispositivos USB, pilas y cámaras digitales, entre otros productos.



En el año 215 DC, el ingeniero griego Herón de Alejandría publicó Pneumatic, una colección de bocetos de sus inventos. Entre ellos estaba la que se conoce como la primera máquina expendedora. Era una urna que soltaba agua bendita cuando alguien introducía una moneda en ella. El sistema estaba basado en la gravedad, el peso de la moneda empujaba el mecanismo que dejaba caer el líquido sagrado. Herón la pensó para las iglesias egipcias, pero su defecto era que no podía reconocer las monedas falsas de las verdaderas.

Pasaron más de mil quinientos años antes de que se creara la primer máquina expendedora comercial en Londres, que vendía postales. Al mismo tiempo, el editor Richard Carlisle, inventó una máquina que permitía comprar libros. En Estados Unidos la idea fue tomada para vender chicles, en 1888, por la Thomas Adams Gum Company. A partir de ese momento, comenzaron a aparecer expendedoras para cigarrillos, fichas de estacionamiento, papel higiénico, fotos carnet, arroz, juguetes, huevos, bebidas alcohólicas, gaseosas, café, hielo seco, helados, flores, relojes, caviar, pizza y otros (ver algunas).

Con la era digital llega una opción práctica para geeks y fanáticos de la música, aunque el éxito de la iniciativa indica que no es solo para ellos. La empresa Zoom Systems creó las máquinas expendedoras de iPods, que comenzaron vendiendo sólo los reproductores de mp3 y luego agregaron cámaras digitales, auriculares, dispositivos USB y pilas. Incluso hay algunas que venden golosinas y iPods al mismo tiempo. Las primeras fueron ubicadas en el aeropuerto internacional Hartsfield-Jackson de Atlanta y en el de San Francisco.

"Pusimos los iPods y descubrimos que se vendían tanto que no alcanzábamos a reponer el stock – dijo Mark Mullins, el vice presidente de Zoom Systems a The Atlanta Journal Constitution-. No encontramos resistencia por parte de los consumidores a pasar su tarjeta de crédito por los sensores y tampoco para comprar un item de 300 dólares a través de una máquina". La compañía planea instalar diez mil expendedoras de iPods más durante el 2007.

Pero, ¿de qué sirve comprar un iPod en un aeropuerto, un hotel, un restaurant o en cualquier otro lugar "al pasar" si no se puede usar inmediatamente porque no tiene música cargada? Zoom Systems planea instalar expendedoras de música digital cerca de las máquinas que venden reproductores.