Eva de Dominici contó que un famoso director de cine la acosó sexualmente: "Si estuviera vivo, lo denunciaría"

La actriz grabó un video para Intrusos en el que detalló la traumática situación que vivió siendo menor de edad.

Fuerte relato de acoso de Eva de Dominici

Eva de Dominici decidió contar en primera persona el calvario que vivió cuando tenía 16 años con el director de una película, después de escuchar el crudo relato de Thelma Fardin en su denuncia por violación contra Juan Darthés.

Eva, que en primera instancia defendió a Darthés tras la acusación de acoso de Calu Rivero y luego le pidió disculpas públicas, grabó un video mirando a cámara que Intrusos emitió este viernes.

A continuación, su fuerte experiencia:

"Cuando tenía 16 años, un director me llevó a su productora. En su oficina, agarra la tapita de una lapicera y aspira lo que había sacado de una bolsita, me dice es ‘alita de mosca, es high level, la toma Brad Pitt, no te hace nada, saca lo mejor de vos, te da creatividad para componer, ¿querés?’. Mi respuesta fue que no".

“Grabo este video por los recuerdos, por todo lo que me sacude lo sucedido en estos días. Lo que pasó el martes marcó un antes y un después. El caso de Thelma no es un caso aislado. Cuando tenía 16 años, un director luego de una prueba de vestuario me llevó a una clase de meditación diciéndome que era para mejorar la composicion de mi personaje. Le pidió a mi mamá permiso, diciendo que él mismo iba a llevarme a casa. Mi madre confió. Pero no me llevó a mi casa, me llevó a su productora.

En su oficina, agarra la tapita de una lapicera y aspira lo que había sacado de una bolsita, me dice es ‘alita de mosca, es high level, la toma Brad Pitt, no te hace nada, saca lo mejor de vos, te da creatividad para componer, ¿querés?’. Mi respuesta fue que no.

"Naturalicé el abuso de poder de un adulto a una menor en un ambiente laboral. Naturalicé acoso y el maltrato. Hoy, después de lo que pasó el martes, si este director estuviera vivo, lo denunciaría”.

No solo eso sino que durante dos horas intentó convencerme varias veces, mientras veía que mi madre me llamaba por teléfono para preguntarme a qué hora llegaba. Durante ese tiempo, me dijo entre otras cosas que se había acostado con las actrices de todas sus películas.

"Me dijo que me quería sacar una foto en tetas porque en la película él tal vez iba a querer que en un plano las muestre y quería ver el tamaño y la forma".

Me dijo que me quería sacar una foto en tetas porque en la película él tal vez iba a querer que en un plano las muestre y quería ver el tamaño y la forma. Me puso como ejemplo a otra actriz, que supuestamente lo había hecho, que la foto la tomaba y la veía solo él. Le dije que no, que me daba vergüenza. ¿Pero pueden creer que por dentro dudé en sacarme en la foto porque tal vez era necesario para la película? Y también dudé en tomar alita de mosca porque como él me había dicho, tal vez sacaba la creatividad para componer un personaje.

Me quise tomar un taxi, no me dejó y me llevó a mi casa manejando como un desquiciado. Después de ese episodio, siguió: me llamaba a las dos de la mañana invitándome a Club 69, me llamó a los gritos maltratándome y llegó a decirme que él estaba haciéndome un favor dándome ese papel y que encima me tenía que pagar.

"Me quise tomar un taxi, no me dejó y me llevó a mi casa manejando como un desquiciado. Después de ese episodio, siguió: me llamaba a las dos de la mañana invitándome a Club 69, me llamó a los gritos maltratándome y llegó a decirme que él estaba haciéndome un favor dándome ese papel y que encima me tenía que pagar".

Eva, después de haber vivivo esto de tan chiquita, ¿no le creíste a Calu, a Anita y Naty cuando denunciaron? La respuesta es no. Le creí al denunciado. Porque lo quería mucho, había sido un gran compañero y se había comportado de maravilla con mi familia. Pensé que las chicas estaban confundidas. Me daba mucha pena porque en mi cabeza estaba viviendo una denuncia. También porque naturalicé las situaciones de abuso que había vivido. Entre ellas la de este director. Nunca le conté esta situación a mis padres porque tenía miedo de que armen un quilombo fatal y perder mi trabajo. Naturalicé el abuso de poder de un adulto a una menor en un ambiente laboral. Naturalicé acoso y el maltrato. Hoy, después de lo que pasó el martes, si este director estuviera vivo, lo denunciaría”.