Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

El diseñador Fabián Zitta volvió a trabajar de anestesiólogo en plena pandemia: "Médico se es para toda la vida"

El referente de la moda compartió en Instagram su emoción por volver al quirófano y recibió el apoyo de famosas.

Fabián Zitta contó que volvió a trabajar en el quirófano en plena pandemia de coronavirus.
Fabián Zitta contó que volvió a trabajar en el quirófano en plena pandemia de coronavirus.

Reconocido como uno de los diseñadores top del momento, Fabián Zitta sorprendió en las últimas horas a sus seguidores de Instagram al compartir una foto desde un quirófano.

Sucede que Fabián además de dedicarse a la moda es anestesiólogo de profesión y hace dos meses que no ejercía debido a la pandemia de coronavirus.

En su regreso a la clínica, Zitta expresó con emoción sobre este momento tan delicado para los trabajadores de la salud: “¿Una nueva normalidad? ¡Sí! Volví a ejercer la anestesiologia después de 2 meses de inactividad. Me encontré con amigos que me quieren y también me cuidan y los cuido”.

"Volví a ejercer la anestesiologia después de 2 meses de inactividad. Me encontré con amigos que me quieren y también me cuidan y los cuido"

Y agregó: “Médico se es para toda la vida, así que me vestí para la ocasión y esperé a los pacientes. Como todos, tengo la expectativa de que termine pronto pero sé que la batalla será larga y no debemos bajar los brazos. Cuidense y quedense en casa y si salen extremen los cuidados para no contagiarse”.

Algunas de sus clientas famosas le brindaron su apoyo, como Carla Peterson quien le comentó: “Me emocionaste, ¡sos grande grande grande! Te doy las gracias”. Flavia Palmiero también le escribió: “Tu mejor diseño”.

Carla Peterson le comentó: “Me emocionaste, ¡sos grande grande grande! Te doy las gracias”. Y Flavia Palmiero también le escribió: “Tu mejor diseño”.

El año pasado, cuando también era jurado de Corte y Confección, Zitta había hablado de su trabajo en el quirófano en una nota con Noticias: “Tuve que rearmar mi agenda. Ya no le dedico tanto tiempo a la medicina. Hasta cambió mi vida personal. Por otra parte, me fue y me va muy bien en Medicina: coordino un grupo de 15 anestesiólogos en una clínica en Olivos. Es lindo dormir a los pacientes, despertarlos y que se sientan bien. Curar y aliviar te llenan muchísimo”.

En ese momento, resumió la importancia de su tarea y en este contexto tan difícil sus palabras adquieren aún mayor sentido: “Un anestesista tiene que contener al paciente porque están aterrados. Hay angustia y ansiedad. El paciente se entrega y sabe que depende de otro”.