Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

La difícil historia de vida de Ismael Cala: "Mi abuelo y mi tía se ahorcaron, y mi padre lo intentó; crecí con ese fantasma"

El experiodista de CNN reveló en la mesa de Mirtha Legrand el doloroso estigma del suicidio que persigue a su familia. Video.

La confesión de Ismael Cala en Almorzando con Mirtha Legrand: "Vengo de una familia perseguida por el estima del suicidio y el desequilibrio mental"

Los almuerzos de Mirtha Legrand siempre sirven para develar aspectos desconocidos de los invitados de la conductora. Siempre hay curiosidades, historias divertidas y también hay momentos para las confesiones más profundas. El último en hacerlo fue Ismael Cala (47), famoso periodista y exconductor de CNN en Español.

"Vengo de una familia que estaba perseguida por el estigma del suicidio. Mi abuelo y mi tía se ahorcaron y mi padre intentó ahorcarse y gracias a que tenía un solo brazo no pudo hacerlo".

"Yo vengo de una familia que estaba perseguida por el estima del suicidio y del desequilibrio mental", reveló el periodista tras escuchar los duros momentos que vivieron Matías Alé y María Eugenia Ritó, también invitados al ciclo. "Mi abuelo se ahorcó, mi tía se ahorcó y mi padre intentó ahorcarse y gracias a que tenía un solo brazo no pudo hacerlo con las sábanas de su cuarto. Sus compañeros lo encontraron en el momento en el que estaba intentando quitarse la vida. Yo crecí con ese estigma, con ese fantasma, con ese miedo", aseguró.

"No es imposible tener equilibrio. Es todos los días al levantarse no encender la televisión o ver el periódico o el teléfono y decir 3 razones concretas por las que doy gracias hoy".

Sin embargo, confió Cala contó su receta para superar esa triste herencia familiar: "Además de estar medicados, deben estar meditados", dijo. "Los fármacos lo arreglan un poquito, pero el estilo de vida y tu mentalidad son las que te llevan por un nuevo norte", afirmó y agregó que la "meditación, yoga y elestilo saludable de vivir" fueron sus herramientas.

"No es imposible tener equilibrio. No es que te vas a convertir en Dalai Lama o en un monje tibetano. Es que todos los días al levantarte tienes dos opciones: una es decir, programo yo mi mundo y eso quiere decir no encender la televisión, la radio o ver el periódico o el teléfono como acto reflejo y la otra es decir 3 razones concretas por las que doy gracias hoy", pormenorizó el conductor.