Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Desgarrador relato de la Negra Vernaci tras el fallecimiento de su padre: "¿Estaba destinado a morirse de covid?"

La conductora contó cómo fue la difícil despedida de su padre, quien sufrió coronavirus.

Desgarrador relato de la Negra Vernaci tras el fallecimiento de su padre: Murió sin nadie que le dijera te quiero
Desgarrador relato de la Negra Vernaci tras el fallecimiento de su padre: Murió sin nadie que le dijera te quiero

El martes 25 de agosto Elizabeth Vernaci sufrió la pérdida de su padre, quien murió a causa de coronavirus luego de permanecer internado en el Sanatorio Franchín. 

Así es que, luego de tomarse sus días de licencia por luto, la conductora de La Negra Pop (101.5, Radio Pop) regresó al programa e hizo un conmovedor discurso para recordar a su padre, Nunzio Vernaci. "Les quiero agradecer a ustedes todo lo que han hecho. Pasé una situación muy díficil lamentablemente. Como son como una familia los oyentes hay que terminar contándoles, la semana pasada se murió mi papá, después de que estuvimos batallando todo julio y agosto”, comenzó la periodista.

"Hace muchos años que ya estaba enfermo, era una situación esperable, pero nunca pensé que lo iba a tener que afrontar en un contexto difícil, solitario, cruel y doloroso como este".

Tras luchar casi dos meses por su salud, Vernaci se explayó: "Hace muchos años que ya estaba enfermo, era una situación esperable, pero nunca pensé que lo iba a tener que afrontar en un contexto difícil, solitario, cruel y doloroso como este. Fuimos pasando distintas circunstancias, salió de la internación de julio, fue a su casa a reponerse de una enfermedad que ya estaba mal, el final era anunciado".

"Cuando volvió a la casa, el virus entró a la casa, no con él, pero infectó a todos los que estaban al alrededor de mi papá, que tenía por suerte un séquito de enfermeras, cuidadores que les agradezco de corazón. Una de las cuidadoras empieza a sentirse mal, lo internaron el 5 de agosto y dio positivo de covid". Con la voz quebrada, afirmó: "Desde ese momento no lo vimos más, solo nos comunicábamos por teléfono. Pensábamos llamar de urgencia a un cura, porque no poder estar ahí no es lo mismo y él era muy del opus dei, un poco de rito le iba a venir bien. Aparte, se tienen que ocupar de los pacientes y de contener a los familiares, lo hacen de maravilla".

"No pude hacer nada ¿y querían que me lo llevara a cremarlo y que lo pase a buscar a los dos días? inhumano. Pero bueno, me fui preparando para el final. No estaba el protocolo todavía para despedirse de tu ser querido. Fue desesperante".

"Lamentablemente fue decayendo. Cuando ya pensábamos que ya se iba a morir dijimos 'bueno que vaya un cura'. Conseguimos dar con uno, Agustín, y luego vimos que se empezó a recuperar. 'Ves, el cura le hizo bien, hay que creer o reventar', decíamos. Y nos plantearon que si se ponía bien, lo sacaban de la terapia intensiva para que pueda ir a su casa y pasar ahí lo que le quedara. No alcanzó lamentablemente".

Desolada, blanqueó los miedos e incertidumbres que la invadieron: "Pregunté qué tenía que hacer y me dijeron que lo tenía que cremar. Yo era la que estaba a cargo de mi papá con todo esto y consulté ¿cómo que lo tengo que cremar?, porque no lo vi más, no le di un beso, no estuve con él y voy a llegar con una urna, era muy inhumano. Empiezo a averiguar y me dicen que no tenía ninguna obligación. Los médicos están preocupados por todos los pacientes y la verdad es que estamos en medio de una situación que ya no se sabe todos los protocolos y te dicen cosas crueles".

"Lo fui a ver y estaba detrás de un vidrio, no me podía acercar. Es muy feo despedirse de alguien que amás de esa forma. No hay nada que lo compare. En ese momento te das cuenta que no hay justificativo para ir a buscar el virus".

"No pude hacer nada ¿y querían que me lo llevara a cremarlo y que lo pase a buscar a los dos días? Inhumano. Pero bueno, me fui preparando para el final. No estaba el protocolo todavía para despedirse de tu ser querido. Fue desesperante. El cura Agustín tuvo permiso, lo fue a ver, yo le grabo un saludo y me llamó para decirme que mi papá lo escuchó y reaccionó habiendo estado 20 días en una nebulosa. 'Abrió los ojos, me miró, se emocionó'. (...) Algo de él se despertó con mi voz. A los dos días, el 25 de agosto me llaman y me dicen que se murió".

A flor de piel, reveló: "Lo fui a ver y estaba detrás de un vidrio, no me podía acercar. Es muy feo despedirse de alguien que amás de esa forma. No hay nada que lo compare. En ese momento te das cuenta que no hay justificativo para ir a buscar el virus. Cuando estás solo con la persona que más querés del otro lado, que no la podés tocar ni nada, más que ver como se murió en soledad absoluta, sin nadie que le dijera 'te quiero' al lado, en ese momento te replanteas si vale la pena tanta salida, todo".

Enfática, aseguró: "Se siente mucho, la crueldad y el dolor de despedir a un familiar en el medio de esta pandemia del orto. Aunque a la mayoría no le pase, no sean egoístas. Porque a los que lo pasamos, es un desconsuelo absoluto. Estás con tu familia y no podés llorar en el hombro de nadie, no podés abrazar, no podés hacer nada y es tremendo ver cuando te dan en una bolsita la ropa de tu viejo y ves que los demás están en la misma, aunque no se haya muerto por covid, es horrible".

"Todos tenemos que salir a laburar, pero hagámoslo con conciencia. Tomen recaudos, porque todos los que tomen son pocos. Yo le echo un poco la culpa a los medios que te complican la cabeza. Después de tanta información, capaz minimizás y creés que esta todo bien. No coman vidrio con esto, porque de verdad te morís", exclamó la conductora.

Entonces, explicó por qué se tomó una semana de descanso tras la muerte de su papá: "Yo todavía estoy en shock a todo lo que me tuve que exponer en una semana, estar suplicando ver a una persona que querés, y gracias a Dios le pude poner mi voz al lado de su oreja porque se lo llevó un cura y algo escuchó, algo de nosotros se llevó".

"Por eso cuando ves que la gente sale buscando el virus te indigna por los planes que quiere hacer y si vos decís esto sos un terrorista de la sanidad, querés asustar, y todo lo contrario. Me hubiera encantado que no me pasara todo esto, pero me pasó. Tuve que dormir bastante esta semana, tenía la cabeza que no me entraba una bala más. Te duele todo el corazón, el alma, el cuerpo, la espalda, etc. Le quiero agradecer a la gente del Santatorio Franchin, fueron únicos".

"¿Era mi papá un destinado a morirse en el 2020 con covid? Quizá sí, pero es tremendo que sea en este contexto que es terrible y no te lo podés borrar más. (...) Hoy es el cumpleaños de mi papá a todo esto y estuve buscando canciones para dedicarle. Quiero decir que si bien yo venía estudiando, en gran parte soy locutora por él, cuando se fue a Estados Unido, aprendí a charlar mucho más", concluyó la negra Elizabeth Vernaci completamente conmovida.