Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Connie Ansaldi dijo que Iúdica le cae mal y pinchó a Listorti: "Vos sabés el porqué y podrías desarrollarlo igual que yo"

La panelista, invitada a Hay que ver, se mostró súper sincera a la hora de hablar de gente del espectáculo que no es de su agrado y fue por más.

Connie Ansaldi, picante contra Mariano Iúdica: "Me cae mal"

Para uno de los últimos programas de 2019 de Hay que ver estuvo como invitada Connie Ansaldi. Siempre divertida, terminó hablando maravillas de Lizy Tagliani, halagó a Nicole Neumann, bancó a Jimena Barón y, a pura honestidad, le bajó el pulgar a Mariano Iúdica… ¡y terminó haciendo cómplices a José María Listorti y a Denise Dumas!

“¿Alguien te cae mal del mundo del espectáculo?”, preguntó el conductor del ciclo de El Nueve. “Miles. Muchísima gente”, se sinceró, pero Listorti fue por más. “Te animás a decir un nombre”, la pinchó. “Iúdica”, arrojó, sin pensarlo haciendo que todos estallen de risa. “Bueno, vamos a la pausa. ¡Pensé que iba a decir que no!”, se quejó José María, mientras Denise la excusaba con un “es Connie”.

Connie: "Ya sabés por qué. Desarrollalo vos. Vos podrías desarrollarlo exactamente igual que yo. ¡Vos también lo podes desarrollar!".

Pero la expanelista de Cortá por Lozano fue por más cuando el animador le pidió los motivos de la mala onda que tiene con Mariano, todos excompañeros en Ideas del sur. “Ya sabés por qué. Desarrollalo vos. Vos podrías desarrollarlo exactamente igual que yo”, le lanzó Connie a Listorti, risueña. “No, yo no puedo desarrollar nada. Yo te pregunté a vos”, intentó desligarse él. “¡Vos también lo podes desarrollar!”, insistió ella.

“Bueno, Connie no desarrolla porque sino ahora Mariano llama a Gaby, nuestro productor”, continuó el actor, entre risas. “¡Por eso me cae mal, porque lo llama a Gaby ahora!”, siguió ella, pirotécnica mientras todos se quedaban callados y Denise Dumas no se quedaba atrás. “Qué silencio. ¿Querés que desarrolle yo?”, lanzó. “Viste que a vos ni te quise nombrar”, finalizó Connie Ansaldi. ¡Qué interna!