La condición de Luciana Salazar para tener a su próximo hijo: "Me gustaría tener una pareja estable"

A ocho meses de convertirse en madre de Matilda, la actriz habló de la posibilidad de darle un hermanito. 

La condición de Luciana Salazar para tener a su próximo hijo (Foto: Web)
La condición de Luciana Salazar para tener a su próximo hijo (Foto: Web)

El pasado 15 de diciembre marcó para siempre la vida de Luciana Salazar (37) tras la llegada de Matilda -a quien tuvo gracias al método de subrogación de vientre- y con quien cumplió su sueño de ser mamá. En medio de la felicidad que vive por transitar su rol más especial, la modelo respondió sobre la posibilidad de buscar el hermanito. 

"La verdad es que no me quita el sueño. Ya cumplí mi gran sueño de tener a Matilda y bueno, si Dios quiere, bienvenido sea con todo el amor del mundo. Pero para eso me gustaría tener una pareja estable y estar en otra situación... no es tan fácil ser madre soltera", reconoció Luciana en diálogo con Por si las moscas, el ciclo radial que se transmite por La Once Diez

"La verdad es que (darle un hermanito a Matilda) no me quita el sueño. Ya cumplí mi gran sueño de tener a mi hija y bueno, si Dios quiere, bienvenido sea con todo el amor del mundo. Pero para eso me gustaría tener una pareja estable y estar en otra situación... no es tan fácil ser madre soltera".

"¿En qué cosas noto que no es fácil? Desde lo emocional, (cuando estás en pareja) estás acompañada y dividís un poco el cuidado entre dos personas. Acá todo recae en uno y, por ejemplo, cuando tengo que ir a algún lado cargo todo sola y con la beba. Ahí te das cuenta que a veces no podés y tampoco puedo dejarla sola", agregó. 

Por otro lado, dejó en claro lo presente que está con su pequeña: "La gente tiene una fantasía de que tengo niñera y no tengo. Las únicas personas que me ayudan son mi mamá, mi empleada que tengo hace 15 años y mi mejor amiga. Son las únicas personas autorizadas para estar con mi hija. Hay cosas que se complican un poco. También el hecho de cambiarla, bañarla, ponerla a dormir, jugar con ella, ¡y todo eso te agota!".

"Siempre estoy abierta al amor y tengo ganas, pero tampoco es algo que me atormenta".

"Al final del día pienso ¿por qué estoy tan cansada? Tendré bajos los globulos rojos o es el oficio de ser mamá?'. Caés a la noche y estás destruida. Pero la verdad es que el resto es tan lindo, despertarte y que esté sonriendo, que todos los meses haga algo nuevo y encima tengo la suerte de que me hace todo fácil porque es más buena", continuó. 

Por último, tras ser indagada por su corazón, Luli cerró: "Tengo ganas. Siempre estoy abierta al amor, pero tampoco es algo que me atormenta".