La China Suárez, sincera sobre su relación con Benjamín Vicuña

La actriz pasó por Cortá por Lozano y reveló detalles desconocidos de su intimidad con el padre de su hija Magnolia

La China Suárez recordó su última pelea con Vicuña

Pese a que prefieren mantener la intimidad en el ámbito de lo privado, Eugenia "la China" Suárez (26) y Benjamín Vicuña (39) suelen compartir tiernas postales junto a su hija Magnolia (casi 6 meses) y Rufina (5), la hija que la actriz tuvo con Nicolás Cabré.

Invitada a Cortá por Lozano, Paula Chaves -quien condujo en reemplazo de Verónica Lozano- se animó a hacerle una pregunta muy personal a su amiga: "¿Cuándo fue la última vez que se pelearon?", indagó, sin filtro.

"La última vez me peleé porque, sin querer, Benja le agarró el dedo a Magnolia con el cochecito y la beba gritó. A mí lo que me dio bronca es que ella gritó y él siguió caminando, porque pensó que era porque tenía hambre".

Tras hacer memoria por unos segundos, La China se confesó: "La última vez me peleé porque, sin querer, Benja le agarró el dedo a Magnolia con el cochecito y la beba gritó. A mí lo que me dio bronca es que ella gritó y él siguió caminando, porque pensó que era porque tenía hambre. Le dijo 'mi amor, le acabas de agarrar el dedo, lo vi yo misma fue entre el coche y la silla'. Y me respondió 'perdón, es que no distingo'. Eso fue todo lo que le dije y me enojé. Le dije 'si pega un grito, frená'. Es como muy atolondrado y yo soy más tranquila. Yo voy a los aeropuertos 4 horas antes por los papeles, los permisos; y él va una hora antes... ¡no sé cómo no pierde todos los vuelos!".

Luego, dio detalles de cómo reacciona cuando tiene un mal día: "Benjamín es un amor. No soy muy de gritar, cuando me enojo soy más de irme. Como que agarro todo y digo 'bueno, me voy al supermercado', no es que me voy de la casa. Cuando sé que estoy cruzada, porque obviamente me pasa, prefiero huir".

"Cuando me enojo soy más de irme. Como que agarro todo y digo 'bueno, me voy al supermercado', no es que me voy de la casa. Cuando sé que estoy cruzada, porque obviamente me pasa, prefiero huir".

"¿Si él se enoja cuando hago eso? No, no sé. Él me tiene mucha paciencia y yo le tengo paciencia en muchas cosas también. Nos llevamos súper bien, pero él es más grande, tiene más experiencia, es más tranquilo y yo soy más mecha corta", cerró, feliz por la familia que formó junto al chileno.