La Casa del Teatro cumple 80 años de amor, dedicación y cuidado a los artistas

La Casa del Teatro cumple 80 años de amor, dedicación y cuidado a los artistas
La Casa del Teatro cumple 80 años de amor, dedicación y cuidado a los artistas

La Casa del Teatro, un espacio con sala teatral, biblioteca, dos museos y albergue para artistas sin recursos, está cumpliendo 80 años de una actividad que su presidenta, la actriz Linda Peretz, definió como “un círculo virtuoso de amor, de cuidado y dedicación”.

Dedicada exclusivamente a la tarea que asumió en noviembre de 2016 cuando falleció el anterior titular Julio Baccaro, Peretz confesó a Télam que “lo que me construye a mí como persona es estar entregada absolutamente a la causa Casa del Teatro y por eso no estoy trabajando como actriz”.

La artista, de flamantes 73 años, justificó la decisión tomada: “Cuando uno tiene un camino a recorrer hay que dejar los egos de lado, como se hace en el amor de pareja, y yo en este momento estoy casada con la Casa del Teatro”.

La Casa del Teatro está ubicada en Avenida Santa Fe 1243, en el barrio porteño de Retiro y con diseño ad honorem del arquitecto Alejandro Virasoro fue inaugurado en enero de 1938, cuando la soprano portuguesa Regina Pacini, esposa del ex presidente Marcelo T. Alvear entre 1922 y1928, decidió poner el lugar a disposición de los jubilados del espectáculo.

El edificio que actalmente alberga a 33 pensionados (entre ellos la notable intérprete tanguera Nelly Vázquez), cuenta en la planta baja con dos locales, la biblioteca, la presidencia, la administración, los museos, la contaduría y la secretaría privada.

El acceso a la biblioteca es gratuito y su horario se extiende de lunes a viernes de 16 a 18, mientras que la boutique de La Casa reúne objetos que donan los actores y que se venden a precios muy económicos de lunes a viernes de 13.30 a 18.30 y los sábados de 14 a 18.

“Por ejemplo Mirtha Legrand, que es nuestra presidenta honoraria, entrega muchas prendas que inmediatamente son adquiridas por sus seguidores”, apuntó Peretz.

Siguiendo con el edificio, la sala del Teatro Regina está ubicado en el espacio del segundo y tercer piso y la capilla se halla en el cuarto piso, mientras que las habitaciones se distribuyen entre los pisos quinto, sexto y octavo, en el séptimo y décimo funciona el Instituto Nacional del Teatro y el noveno es ocupado por el comedor, la cocina, la sala de estar y la sala de usos múltiples.

Por sobre las tablas del Regina y bajo el cobijo de la Casa han pasado en los últimos 80 años artistas como el cineasta Luis Moglia Barth, director de la primera película sonora de Argentina, "Tango!", el director Hugo Fregonese, la vedete Carmen Lamas, Roberto Airaldi y María Ester Buschiazzo.

El pensionado llegó a reunir medio centenar de camas ocupadas y actualmente se encuentra abierta una lista de espera para incorporar habitantes que cumplan con los requisitos de tener entre 65 y 80 años de edad y acreditar un mínimo de 15 años de currículum artístico.

La titular de la actual comisión directiva indicó que “la verdad es que estoy gestionando los beneficios para mejorar la casa a nivel edilicio, alquilando locales y buscándole interesado a la sala teatral que está vacía desde septiembre pero que es un espacio excepcional con sus 340 localidades”.

A modo de balance acerca de su labor al frente del lugar, la intérprete que encarnó sucesos como La flaca escopeta y durante los 10 años del unipersonal No seré feliz pero tengo marido, sostuvo que “creo que se consiguieron muchísimas cosas pero soy ambiciosa e inconforme y quiero poder continuar de la mejor manera el sueño de Regina, más allá de su posición económica y social”.

Y puesta a elegir algunos momentos claves de su gestión, subrayó que “los viernes almuerzo con los residentes, charlamos sobre las cosas que necesitamos y tenemos claro que debemos formar una comunidad en la que nos demos mutuamente todo lo que necesitamos”.