Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Carmen Barbieri, angustiada por la delicada salud de Santiago Bal: "El doctor dijo que no volverá a caminar"

El humorista le está haciendo frente a una nueva internación y su expareja manifestó su preocupación.

Carmen se quebró en llanto al hablar de la salud de Santiago.
Carmen se quebró en llanto al hablar de la salud de Santiago.

Nuevamente, Santiago Bal (83) debió ser internado y su familia, al igual que en otras oportunidades, lo está acompañando en esta angustiante etapa. Luego de que Federico se quebrara en llanto en el Bailando al hablar de la delicada salud de su papá, Carmen Barbieri también se mostró muy angustiada.

La capocómica visitó Intrusos y dio detalles sobre el cuadro al que su expareja le está haciendo frente en la clínica de rehabilitación ALCLA. “A veces, ni siquiera baja en la silla de ruedas porque no puede aguantar sentado. Me dijo el doctor que no se va a poder parar nunca más, porque tiene los pies atrofiados”, develó con tristeza.

Aunque Santiago desea irse a su casa y Carmen hizo todo lo que estuvo a su alcance por lograrlo, remarcó que los profesionales se lo impidieron: "Me llegó una orden para que lo trasladen en cinco días y siga un tratamiento ambulatorio, pero el médico me dice que no puede estar ambulatorio. Yo pongo todo pero no se puede. Les pido a la obra social de Actores que lo dejen, Actores quiere sacarlo de ahí, entiendo que debe ser un lugar caro".

“A veces, llego y lo encuentro atado a la cama de pies y manos. ¿Por qué? Porque se saca todo, se arranca las sondas".

Al contar la medida que los médicos tuvieron que tomar para que su expareja les permitiera tratarlo, Carmen se quebró en llanto. “A veces llego y lo encuentro atado a la cama de pies y manos. ¿Por qué? Porque se saca todo, se arranca las sondas y entonces me decían que lo estaban lastimando. Yo lo hago desatar y le hago masajes", relató.

Y muy triste, concluyó: “Le pregunté el otro día si sabía quién era, y me dijo ‘mamá’. Le pongo tangos. Le pido a la Gata Varela si puede ir a verlo y cantarle un tango. Fede me pide que lo deje ir... que ya no es vida. Pero no puedo abandonar a Santiago”.