Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Camila Cavallo reflexionó sobre los motivos que la llevaron a separarse de Mariano Martínez: "No fue una decisión impulsiva"

La modelo hizo hincapié en que no es tan parecida al papá de su hija como pensaba y que más de un choque potenció la ruptura.

Camila se dio cuenta de que no era tan parecida a Mariano como pensaba.
Camila se dio cuenta de que no era tan parecida a Mariano como pensaba.

Si bien en marzo de este año, ni bien se dictó el aislamiento social, preventivo y obligatorio por coronavirus, Camila Cavallo y Mariano Martínez se separaron, la noticia se supo semanas después. Especialmente, porque siguieron conviviendo varios meses juntos. ¿El motivo? El circuito inmobiliario estaba parado por la pandemia.

Ya viviendo sola con Alma, la modelo charló con Esto no es Hollywood, programa de Radio del Plata, y detalló los motivos que la llevaron a romper con su vínculo amoroso con el papá de su hija.

"La decisión fue entre los dos, fue charlado durante muchos meses... No fue una decisión impulsiva de un día al otro. Se fue dando”.
En primer lugar, aclaró que pensaron en separarse durante mucho tiempo y que no actuaron por impulso. "La decisión fue entre los dos, fue charlado durante muchos meses... No fue una decisión impulsiva de un día al otro. Se fue dando”, subrayó. También, hizo hincapié en que no querían llegar al extremo de gritarse y que decidieron priorizar el bienestar de sus hijos.

"Quizás pensabas que eran muy parecidos, que te gustaban las mismas cosas en la vida, y te das cuenta que no... Que no es tan así”.

Y se despidió detallando el por qué de la separación. ¿Qué los distanció definitivamente? "No hay nada que no haya podido hacer. El tema laboral se me complicó un poco porque vivía lejos, pero fue una decisión mía esa. No nos separamos por eso, no sabría decirte qué fue específicamente, pero viste que hay cosas que se sienten y que van pasando... Quizás pensabas que eran muy parecidos, que te gustaban las mismas cosas en la vida, y te das cuenta que no... Que no es tan así”, sentenció.

¡No pudo ser!