Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Los audios hot de Arturito de La Casa de Papel a Francese: "Venite a mi hotel, ¿te vas a perder el jacuzzi?"

Ángel de Brito reveló las calientes propuestas de Enrique Arce a la diosa argentina. ¡Escuchá!

Los audios hot de Arturito de La Casa de Papel a Francese: Venite a mi hotel, ¿te vas a perder el jacuzzi?
Los audios hot de Arturito de La Casa de Papel a Francese: Venite a mi hotel, ¿te vas a perder el jacuzzi?

Si había alguna posibilidad cierta de romance entre Belén Francese (33) y Enrique Arce (45), conocido por su rol de Arturito en La Casa de Papel, se terminó de esfumar en el barullo mediático. Tras compartir una cita romántica en Buenos Aires el sábado pasado, el actor español y la diosa argentina se tiraron dardos desde Los Ángeles de la Mañana.

Primero, él la “ninguneó” al asegurar que pensaba conocer varias mujeres y, luego, ella le bajó el pulgar rotundamente. Ofendida por las declaraciones del actor, Belén le envió a Ángel de Brito los audios hot del español. “No te falté el respeto en ningún momento, solo he dicho cosas buenas de ti. Ya sé cómo tratar a esta gente, ya sé cómo manejarme con esta prensa. Lo que he dicho ha sido perfecto”, se escucha decir a Arce, en el primer mensaje que mostró el conductor.

"Te ponés la peluca, las gafas, metés el coche en el estacionamiento. Es un minuto de nerviosismo por 12 horas de relajación y bienestar. Venga, te hago un masajito", propone Arce.

¿Te vas a perder ese jacuzzi? ¿En serio?”, pregunta en el segundo. “Dale, Francese, venite. Venite a ver una película esta noche, pegamos un baño rico, pedimos algo de comer a la habitación… y estamos tranquilos, sin gente. Yo quiero conocerte a vos. Aquí estamos rico, tenemos el jacuzzi, vemos una peli, dormimos abrazados… Me encantaría”, propone en el tercero.

“Disfruta de tu día de fama también”, dice ofendido en el cuarto, aunque en el quinto retoma su tono seductor: “Te ponés la peluca, las gafas, metés el coche en el estacionamiento, nadie te ve bajar. Subís por la escalera de empleados. No hay ningún problema, querida. Es un minuto de nerviosismo por 12 horas de relajación y bienestar. Venga, te hago un masajito”. Finalmente, Arturito da por terminada la conversación ofendido. “ Yo mejoro en las distancias cortas, cariño. Que pena que no sea tu tipo”, se despide.