Marcelo Tinelli habló del hackeo de su Twitter: "También, con la contraseña que le puse soy un pavote..."

El conductor de ShowMatch explicó cómo vivió la intromisión en su cuenta de la red social e hizo una autocrítica por el "password fácil" que utilizó. Además, confesó cómo es el vínculo con sus hijos. ¡Mirá!

Mucho se especuló con el supuesto genio informático que habría hackeado la cuenta de Marcelo Tinelli en Twitter, pero el propio Marcelo se encargó de disipar las intrigas y admitió haber creado una contraseña muy fácil de adivinar. Además, en el móvil para Este es el show, el conductor de ShowMatch habló de la relación actual con sus hijos.

En cueros, desde la puerta de su camarín en Ideas del Sur, mientras se cambiaba para la grabación de las galas del Bailando, Tinelli aseguró: "Ya recuperé mi cuenta de Twitter, es @cuervotinelli. Lo hackearon, y después cuando uno reporta un hackeo a Twitter, te la suspenden por tres días. Pero también yo soy un pavote... ¡La contraseña que le puse! Soy un tarado. No voy a decir la clave, pero soy un idiota. Creo que la descifraba hasta Juanita (su hija de 9 años). No es que se metió un hacker profesional, yo creo que se metió una amiga de Juanita y ya...".

Luego de manifestar su deseo de que Magdalena Bravi continúe en Bailando 2012, al ver a Francesca, la beba recién nacida de Martín Campilongo y Denise Dumas, Marcelo confesó cómo es el vínculo con sus hijos. "No pienso en este momento en tener otro hijo, ya tengo cuatro… Estuve en todos los partos de mis hijos. Poder sacarlos de la panza de la Flaca (por Paula Robles) fue hermoso. Y en los partos de Sole, que fueron por cesárea, también", reveló el dueño de Ideas.

Pero al instante agregó: “Ser padre es un aprendizaje permanente. Son muchísimas las cosas que los chicos nos enseñan a nosotros. Yo he cambiado mucho como papá. Siento que con mis hijas más grandes tengo una relación mucho más profunda y presente de lo que tenía antes. Juanita es por ahí la que más exige desde la edad que tiene, es puro amor”.

Sobre Francisco, contó: “Lo defenestré durante un año por tener Twitter, y hoy me doy cuenta que es una buena herramienta para comunicar cosas y estar cerca de la gente”.

Evidentemente, Marcelo Tinelli se adapta a los tiempos que corren. Tal vez esa sea la clave de su vigencia. No la de su Twitter, claro.