Revuelo en la Web: hackearon el Twitter de Marcelo Tinelli

A sólo dos días de haberse sumado a la red social, el conductor fue víctima de un intruso que se metió para escribir un mensaje en su nombre.

Le hackearon la cuenta de Twitter a Marcelo Tinelli. (Foto: Web)
Le hackearon la cuenta de Twitter a Marcelo Tinelli. (Foto: Web)

Hace sólo dos días que Marcelo Tinelli se abrió su cuenta de Twitter. Ya tiene más de 230 mil seguidores y seguirá sumando con el correr de los minutos.

Sus picantes tweets contribuyeron a que, además de ser una de las figuras más importantes del país, los usuarios quieran seguirlo.

Sin embargo, en el mediodía del viernes un curioso mensaje apareció en @cuervotinelli: "Abrí la cuenta de Twitter para decirles, sin intermediarios, que soy GAY".

María Calatayud, jefa de prensa de Ideas del Sur, le confirmó en exclusiva a Ciudad.com, que la cuenta había sido hackeada.

Y, a los pocos minutos, fue el mismo Tinelli quien alertó a sus seguidores de lo sucedido: "¡¡Quiero avisarles que me hackearon la cuenta!! ¡¡Sólo para q lo sepan!! ¡Graciasss!".

Ya más pensativo agregó: "¡¡Y ahora viendo este ultimo mensaje me doy cuenta porque lo hicieron!!", respecto del mensaje elegido para la "broma", que el propio conductor borró unos minutos más tarde.

Tinelli, luego, con buena onda, escribió: "¡¡¡Ja, ja, ja cómo les gusta joder a algunos!!! ¡¡¡Hackear una cuenta para poner cualquiera!!! ¡Los quiero igual!".

Y a los minutos, se puso más serio: "¡Qué enfermos son algunos para hackear una cuenta y decir boludeces! ¡Me siento muy feliz siendo bien hombre y lamento la mala leche! Besosss".

Sus hijos Francisco y Candelaria, también opinaron del tema, en Twitter: "@cuervotinelli ya sabemos Marce, quedate tranquilo viejo, te conocemos ja, ja", comentó primero el único varón del conductor, en tono de chiste, para luego añadir: "Bien que te gustan las minas hdp, yo lo sé mejor que nadie".

Candelaria, por su parte, escribió en respuesta a su padre cuando avisó que le habían hackeado: " ¡Con razón! Qué gente al pedo que hay, Dios".