Amy Winehouse debió ser hospitalizada

La cantante británica sufrió un problema con sus prótesis mamarias. Esta muchacha vive al límite...

Amy Winehouse no parece estar pasando por uno de sus mejores momentos. La pasada semana tuvo que ser hospitalizada en una clínica londinense por un problema con sus prótesis mamarias. Al parecer, la cantante inglesa comenzó a sentir molestias y decidió acudir a un centro médico.

Un amigo de la familia comentó que Amy "estaba agonizando y supo que tenía que hacer algo con sus implantes". Los médicos siguen realizando pruebas para detectar el origen de los dolores que achacan a Amy. Lo hacen en la misma clínica en la que se sometió el año pasado al aumento de pecho que ahora es la fuente de todos sus problemas, según publica europapress.es

La cantante ya tuvo varios problemas de salud debido a sus fuertes adicciones a las drogas, por eso no es la primera vez que atraviesa un momento así.