Obama, viejo y contaminante

Greenpeace envejeció a seis líderes mundiales para una campaña de propaganda. La entidad ecologista pide un acuerdo "justo y ambicioso" en la cumbre climática de Copenhague.

Los viajeros que lleguen al aeropuerto de Copenhague se encontrarán estos días unos líderes políticos más envejecidos de lo normal. A través de unos grandes carteles se muestran en una simulación fotográfica los rostros dentro de diez años de José Luis Rodríguez Zapatero, Barack Obama, Nicolas Sarkozy o Angela Merkel, entre otros.

Este fotomontaje, realizado por Greenpeace y la coalición global tcktcktck.org, también va acompañado de un mensaje de los jefes de Estado: "Lo siento. Podríamos haber detenido un cambio climático catastrófico...perno lo hicimos".

Esta iniciativa se enmarca dentro de la campaña de la entidad ecologista para "asegurar un acuerdo justo, ambicioso y vinculante" en la cumbre mundial climática que se celebrará a partir del 7 de diciembre en Copenhague.

"Si los líderes como Zapatero, Obama, Merkel y Brown no llevan a esta cumbre la voluntad de conseguir un acuerdo ambicioso contra el cambio climático, su legado será de hambrunas, migraciones masivas y miseria. Si esto pasa, las disculpas no serán suficientes", afirma Kumi Naidoo, director de Greenpeace Internacional.