Top 5 de los peores papelones sexuales - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Top 5 de los peores papelones sexuales

No siempre sale bien, a veces el sexo viene accidentado. ¿A vos también te pasó?

Top 5 de los peores papelones sexuales No siempre sale bien, a veces el sexo viene accidentado. ¿A vos también te pasó? Descubrí que eso de que "mal de muchos consuelo de tontos", no es tan así. Quiero decir, el consuelo no nos convierte en tontos. Saber que a otros les pasa lo que nos pasó a nosotros es una pomadita curativa para nuestros egos malheridos. Sobre todo cuando se trata de papelones.

Para redimirnos todos, les entrego una lista con las desgracias más frecuentes que armé artesanalmente en base a las historias desdichadas de amigos, conocidas y no tanto.

Aquí van: las torpezas más inconvenientes, ahí, en el preciso momento "de". - Dos clásicos con el vino: prepararon una noche especial, se excedieron con el alcohol y luego "las condiciones" "no estuvieron dadas" para el sexo.

La otra: decidieron hacer algo fuera de lo común y se regaron con Merlot para probar un 69 borracho. ¡Arde, señores, arde!

- Te compraste lencería para la primera salida, te calzaste un súper escote y te subiste a los tacos. Pero ¡oh! anduviste toda la noche con un pezón al aire. No te diste cuenta. Tu chico te avisó tarde, después de cumplido el turno un hotel alojamiento. Asegura que le encantó tu atrevimiento, pero vos te sentiste una ridícula, pensaste que él creyó que mostraste una teta a propósito, para provocarlo. Probablemente el encuentro no se vuelva a repetir.

- Ella te gusta mucho. Mucho mucho. Estás a full con ella. Y se da, y no cabes en tus zapatos, ni en tus pantalones de la alegría. Van a tomar algo, van a tu casa, van al sillón, se sienta arriba tuyo, la besás, la tocás, la mordés y... demasiado. Nunca antes te había pasado: el final feliz queda en tus jeans. Ella te dice está todo bien, pero te mira con cara de "no podés".

- Estuviste preparándote con la gimnasia a full. Estuviste ilustrándote con el kamasutra. Te vas a lucir con una postura imposible, vas a convertirte en la reina de la elongación. Entonces lo inesperado: calambre. Sí, calambre. Quedás doblada, los dedos el pie se te fruncen de manera nunca vista. Y gritás en una contorsión imposible. Él se ríe, pobre, qué va a hacer.

- Esta noche es un rally, lo vienen haciendo de todas las maneras posibles. Tienen cuerda para rato. Están amasando un final memorable. Un polvo inolvidable, eso van a tener. Pero de repente... prrrr. Sí, se escapa y es sonoro. El otro hace de cuenta que no pasó nada, pero vos, vos te preguntás ¿se habrá dado cuenta? ¿o lo escuché yo nada más? Ya no habrá final posible para vos. Esta noche es interminable.



Exorcicemos, saquémonos ese oscuro recuerdo de encima. Los invito a contar y a sentirse muuuucho mejor después: ¿a vos te pasó?

TE PUEDE INTERESAR