La emotiva carta de Thalía para sus hijos ¡y una foto muy especial junto a ellos!

En una publicación en la revista TIME, la cantante abrió su corazón con un sincero texto dedicado a Sabrina y Matthew. ¡Mirá!

Reina de las telenovelas y la música pop latina, Thalía (43) vive en el foco mediático desde que lanzó su carrera artística en el grupo infantil mexicano Timbiriche. A pesar de su fama y la de su marido, el productor musical Tommy Mottola (65), la cantante mantuvo a sus hijos fuera de la esfera pública al considerar que ellos no eligieron la vida mediática que llevan sus padres.

Sin embargo, con motivo del Día de la Madre (a celebrarse el 10 de mayo en Estados Unidos) la revista TIME publicó varias cartas en la sección "Letters from mom" ("Cartas de mamá") entre las cuales se expuso una misiva de la artista donde refleja el gran amor que le tiene a sus pequeños. Además, aprovechó la ocasión para publicar en su cuenta de Instagram una foto con Sabrina (7) y Matthew (3), de quien no suele mostrar imágenes. 

La carta publicado a días de la celebración, conmovió a sus fans por sus sinceras palabras y la simpleza de su redacción.

Para Sabrina Sakaë y Matthew Alejandro

Espero que estás palabras los encuentren en el futuro y que cuando las lean puedan entender su contexto. También espero que puedan ayudarles a entender a su madre.

Nunca ha sido fácil decirles adiós y ver como sus ojos se nublan por unos segundos, preguntándome: ¿Vas a volver? ¿Cuándo? ¡Te necesito! No me dejes. A través de todos estos adiós, he aprendido cómo darles paz con mis palabras. Les digo, "Cierren sus ojos y escúchenme, siéntanme y respírenme... mamá siempre está dentro de sus corazones". Este era nuestro mantra, que nos ayudó a sobrevivir cada día. Yo también cerraré mis ojos y estarán ahí conmigo —en mi corazón.

Trabajar es algo que no podemos prevenir, es parte de la vida. El secreto, la magia, es aprender el arte de incorporar tu trabajo a tu vida y encontrar un balance. Ese arte en mi caso, ha sido invitarlos siempre a ser partícipes activos de mis proyectos. Mientras componía canciones, escuché sus ideas y las puse en consideración. Mientras diseñé para mi colección de Macy’s, les pedí ayuda para seleccionar colores y patrones. Y siempre me aseguré de dejarles saber la importancia e inteligencia de sus comentarios.

Aprendí de ustedes a ser más divertida como cantante, dejar mi zona de confort, y con su ayuda, probé un estilo completamente diferente. Ustedes me inspiraron a cantarles a los niños y juntos elegimos y escribimos para esos álbumes. Mi libro de niños fue inspirado por ustedes y la creativa naturaleza de Sabrina. Cuando fuimos de gira por primera vez juntos, fue una aventura para todos, especialmente viajando contigo Mathew, cuando aún eras un pequeño bebé. Fue la primera vez que no me sentí sola en el camino, porque tenerlos a ustedes inmediatamente me hace sentir en casa.

Me imagino que en cierto punto en el tiempo ustedes van a entender que ser una madre es el más honesto y poderoso viaje que una mujer hará en su vida. Es tratar de hacer todo para ayudar sus hijos y nunca pensar en rendirse. Significa abrir tus alas y volar como un halcón, siempre con tus talones listos para proteger a tus pequeños. Te da una segunda oportunidad de descubrir el mundo —a través de los ojos de tus hijos.

Ser una madre trabajadora es saber que el trabajo tiene un significado diferente.  Ya no trabajo para satisfacer mi ego, lo hago por su presente y su futuro. Sé que esta madre de ustedes no es una normal, y que ocasionalmente mi carrera ha sido difícil para todos, pero también sé que por estos sacrificios, esta madre de ustedes, ha aprendido a balancear prioridades y a poner cosas en perspectiva. Descubrí que el trabajo en equipo es clave, y que vivir con amor en el presente enriquece cada momento que compartimos.

Quiero que sean honestos con ustedes mismos cuando mamá ya no esté. No tomen la vida muy seriamente —¡créanme, a nadie le interesa! ¡De verdad! No se tomen a ustedes muy seriamente tampoco. Vivan para ser felices, para dar amor, para abrazar. Tomen la mano de Dios y vivan, sientan y amen al máximo. Y lo más importante de todo, nunca olviden esto: Mamá vive con ustedes, siempre dentro de sus corazones —solo cierren sus ojos y estaré ahí.