Karina El Azem y su frase más fuerte sobre la ruptura de Roberto Pettinato: "Sentí que abrió la puerta de un avión y me empujó"

La exmujer del conductor, quien hoy está en pareja con una joven 35 años menor, contó intimidades de la separación y disparó: "Cuando nos conocimos, no exhibía así su intimidad". 

Karina El Azem reveló intimidades de su polémica separación (Fotos: ¡Hola! Argentina y Web).
Karina El Azem reveló intimidades de su polémica separación (Fotos: ¡Hola! Argentina y Web).

"La separación fue algo inesperado para mí. De un día para el otro, Roberto me dijo ‘cambié’ y me pidió que hablara directamente con sus abogados". 

Hace un año y medio, estalló la noticia: Roberto Pettinato (59) y Karina El Azem (44) se separaban… y en los peores términos. Padres de Lorenzo (6) y Esmeralda (4), el conductor de Duro de Domar y la artista plástica pusieron fin a la relación tras siete años de matrimonio, dando comienzo a una batalla legal y mediática.

En una entrevista con revista ¡Hola! Argentina, Karina habló a fondo de la ruptura y cuando el periodista le preguntó qué pasó entre ellos, aseguró: “¡No tengo la más remota idea! La separación fue algo inesperado para mí. De un día para el otro, Roberto me dijo ‘cambié’ y me pidió que hablara directamente con sus abogados. Me presentó una decisión tomada y yo sentí que abrió la puerta de un avión y me empujó. Fui a hablar con sus abogados, puse toda mi energía al servicio de que las cosas se resolvieran con tranquilidad y de manera privada, pero no fue posible”.

“Sigo sin saber qué lo motivó ponerle punto final a nuestra historia. A lo mejor, el de la familia es un modelo que él intenta y no le funciona. Creo que necesitó cambiar de vida, porque la vida que él tiene ahora es muy distinta a la que tuvimos juntos”, afirmó Karina sobre Roberto, quien hace seis meses está en pareja con Daiana Yanina Pérez, una joven 35 años menor que él.

"A lo mejor, el de la familia es un modelo que él intenta y no le funciona. Creo que necesitó cambiar de vida, porque la vida que él tiene ahora es muy distinta a la que tuvimos juntos".

De hecho, al hablar de cómo ve hoy a su exmarido, Karina evitó hacer referencia a la nueva relación de Pettinato pero opinó: “Muy expuesto. No lo veo como el hombre de familia que fue conmigo. Está en un lugar muy mediático, muy diferente, y el desencanto fue enorme. Cuando nos conocimos, él no exhibía así su intimidad. De hecho, era superceloso de su vida privada, que además era muy rica porque Roberto siempre fue un gran consumidor de cultura”.

Uno de los temas más punzantes de la ruptura está relacionado a los hijos de la expareja ya que Roberto aseguró en los medios que Karina no le permitía ver a los niños: “No quiere que vea a mis hijos sin ningún tipo de razón. Fue una lucha interminable a capa y espada tipo Games of Thrones. Pero hace muy poquito, por vía judicial, conseguí poder verlos los martes, jueves y domingos. Cambia visitas por departamentos, es tremendo”, había declarado el conductor tiempo atrás.

"Además del juicio civil de divorcio, que sigue su curso de manera normal, le contesté con dos demandas penales: una por calumnias por falsa denuncia y otra por injurias".

Sin embargo El Azem lo desmiente por completo: “Todo lo que circuló formo parte de una operación de prensa de su parte para difamarme. En su momento elegí no contestar para no contribuir con los dimes y diretes: me parecía que lo mejor para nuestros hijos era que al menos uno de sus referentes se mantuviera en eje. En un momento, hasta llegó a denunciarme penalmente. Decía que yo no lo dejaba ver a los chicos, cuando nada que ver: los amo y sería absolutamente incapaz de hacer algo así”.

¿Cómo sigue la batalla judicial? “De aquella denuncia salí sobreseída porque pude comprobar; reconstruyendo con fotos lo que había sido ese mes, que los delitos que se me imputaban no existieron (…) Además del juicio civil de divorcio, que sigue su curso de manera normal, le contesté con dos demandas penales: una por calumnias por falsa denuncia y otra por injurias, consecuencia de todas las intervenciones mediáticas vinculadas a cuestiones que fueron desmentidas judicialmente”. ¿Le responderá Roberto?