Natacha Jaitt redobló sus dichos sobre Gonzalo Gamarra y disparó contra Nazarena Vélez: "No le crean, no le importan sus hijos"

La mediática profundizó sus críticas al abogado y fue lapidaria con la actriz, quien prometió llevarla a Tribunales y sentenció: "Que hable lo que quiera, sé perfectamente con quién estoy".

La vida privada y pública de Nazarena Vélez (40) siempre estuvo en boca de todos por su propia verborragia. Pero las incisivas opiniones de Natacha Jaitt respecto de su nueva pareja no le gustaron nada, y como hiciera ante Ciudad.com, reiteró que planea llevar a la mediática a Tribunales. Resulta que Jait tuvo un supuesto affaire con Gonzalo Gamarra (30) y, a raíz de la presunta mala experiencia, la morocha intentó "advertirle" a la protagonista de Leonas que se aleje del abogado.

Días atrás, Natacha lanzó graves acusaciones contra Gamarra en una entrevista para la revista Paparazzi: "Es un sexópata pero con violencia, enfermo. Lo tiré por el hueco del ascensor. Bajé y me entró a cagar a palos en plena calle principal de Mar del Plata. A partir de ahí me empezó a perseguir. Un día, estando en una fiesta de Alejo Clerici, me cagó a palos, me tiró contra el piso".

Con total desenfado, y a pesar de que Nazarena intentara silenciar sus dichos, la mediática redobló la apuesta y se expandió en la presentación de la nueva temporada de La casa de Bernarda Alba en Buenos Aires: "No salí con Gamarra, me lo gateé (sic). Me alquiló un departamento más grande, buena onda, para estar con más tranquila con mi nene y el perro. No me percaté de que él tenía copia de la llave. Yo estaba durmiendo una noche con mi nene en la cama matrimonial, agotada después del teatro. De repente me despierto con el tipo que aparece en pelotas, queriendo tener sexo con mi hijo en la cama. Ahí nomás, lo empecé a sacar en silencio, le hablé a la chica que trabaja conmigo para pedirle que Valentino no se vaya a despertar. Entonces, Gamarra gritó que quería tener sexo, hasta que escupió a mi hijo. Ahí lo cacé, lo empujé hasta el ascensor y seguimos peleando en la calle. Por suerte me lo fui sacando de a poco. Después le hizo algo similar a Claudia Albertario… Si quiere proteger a su familia, lo que tiene que hacer es alejarse de Gonzalo Gamarra. Y de ahora en más, gente, no le crean. A Nazarena no le importan sus hijos".

Más escueta y elocuente, Nazarena Vélez le restó importancia a las advertencias de Natacha Jaitt: "No es un problema mío, es un problema de ella. No pienso contestar ni media palabra". Es más, cuando el notero de AM intentó también entrevistar a Gonzalo Gamarra, él permaneció en silencio y fue su pareja quien salió a defenderlo: "Gonzalo no es del medio, no le gusta hablar de esos temas y no tenemos nada para decir. Hay libertad de expresión, que cada uno diga lo que le parezca. Después nos veremos en Tribunales, nada más. Que Natacha hable todo lo que quiera, yo sé perfectamente al lado de qué hombre estoy", cerró Vélez.