Julián Serrano, enfocado en la música: "Componer canciones es una especie de terapia, ¡tengo un montón escritas para Oriana!" - Ciudad Magazine

Julián Serrano, enfocado en la música: "Componer canciones es una especie de terapia, ¡tengo un montón escritas para Oriana!"

El joven, que se topó con la fama como un locuaz "youtuber", habló con Ciudad.com de su disco y su amor por la hija de Cathy Fulop.

Julián Serrano, enamorado y enfocado en la música (Foto: Instagram)

Varios años atrás, desde su tierra natal, Paraná, Julián Serrano (21) irrumpió en YouTube y se convirtió en un verdadero fenómeno web. Sus videos personales eran vistos y comentados por miles de seguidores. Seguidores que lo transformaron en ídolo, aún siendo "desconocido".

"Mi mamá quería que borre todo y me quería cortar Internet (...) Esa etapa, donde subía cosas de mi vida en YouTube, era una discusión constante porque me había causado problemas en la escuela y con mis amigos. Pero yo le decía: 'Má, esperá, quizás el día de mañana estos videos me puedan dar algo positivo'", recuerda –con mucha razón- el actor a Ciudad.com. Acá, uno de los videos con más visitas:

Atenta al pedido de las Serranistas (su fans), Cris Morena no tardó en posar sus ojos en él. Fue así que el joven desembarcó en Aliados, debutó como actor e incursionó en el canto, última actividad a la que se quiere abocar este año.

Fachero, emprendedor y con las ganas que le aportan la juventud, el actor trabaja en su primer disco solista. Y su novia, Oriana Sabatini (18), ¡tiene mucho que ver! Es que muchas de sus canciones están dedicadas a ella.

"Lo bueno de escribir canciones es que si estás triste, te desahogas; y si estás feliz, escribís cosas que te hagan sentir aún mejor. Lo hago como una especie de terapia. A la noche es el momento en el que más me inspiro".

-¿Cómo nació la idea de lanzarte como cantante solista?

-Desde mis 12 años quiero ser cantante de rap y de música urbana. Empecé a estudiar canto, para además de rapear, poder cantar. Ahora estamos haciendo un CD con un estilo nuevo, no estamos imitando a nadie. Estamos revolucionando, en ese sentido.

-¿Por qué tomaste la decisión de rebautizarte como Jota Esse?

-No me la rebusqué mucho, son mis iniciales. Las primeras canciones que subí a Internet como Jota Esse fue en 2012. Eran maquetas que yo grababa con un micrófono casero, las masterizaba y las mezclaba. Las presenté de esa forma para mostrarle a la gente otra faceta de Julián Serrano, la del artista. Jota Esse es cuando me pongo a escribir, me pongo a hablar en serio y puedo transmitir un mensaje por fuera del sarcasmo o del humor. Entonces, marco esa diferencia entre Julián Serrano, personaje de Internet, y Jota Esse.

-¿Quién escribe las canciones?

-Las compongo yo. Escribo desde los 16 años. En la escuela lo único que hacía era escribir canciones; y los videoclips los pensamos entre todos. Estoy haciendo el disco en una productora en la que yo sería como un socio, porque es un proyecto totalmente independiente y lo hacemos todo a pulmón.

"No estoy muy distanciado de mi niño interior; siempre fui muy aferrado a lo mío y a luchar por lo que quiero. Sigo con esa misma actitud para crecer".

-¿En qué momento te inspiras para escribir? 

-Lo bueno de escribir es que si estás triste, te desahogas y, si estás feliz, escribís cosas que te hacen sentir aún mejor. Yo lo hago como una especie de terapia. A la noche es el momento en el que más me inspiro y, para mí, la mejor hora para componer es a las 2 ó 3 de la mañana. Suelo tener mucho insomnio y aprovecho para escribir.

-¿Ya le escribiste alguna canción a Oriana?

-Sí, le dediqué un par. Tengo un montón de canciones escritas para ella. Ahora, cuando larguemos el disco, las voy a mostrar. ¡Oriana tiene sus canciones!

-Vos surgiste en la Web, subiendo videos de tu vida... ¿Cómo ves hoy a ese Julián que empezó publicando materiales caseros y llegó a la TV, con la fama que es atrae?

-No estoy muy distanciado de mi niño interior; siempre fui muy aferrado a lo mío y a luchar por lo que quiero. Así que sigo con esa misma actitud para crecer.

-Me decís que tenés muchas facetas. Naciste youtuber, actuaste y, ahora, te lanzaste como cantante solista. ¿Cómo te definirías?

-Me defino, más que nada, como Youtuber. Aunque también actúo mucho, porque en la Web hago un personaje. Así que me defino como Youtuber, actor y rapero.

-Siendo de Paraná, ¿te mudaste a Buenos Aires para darle mayor impulso a tu carrera?

-Estoy viviendo en Capital hace dos años, desde Aliados. Pero no vivo solo, vivo con Agustín Bernasconi y Maxi Espíndola, dos amigos que conocí en la novela. Me instalé acá para seguir haciendo lo que me gusta y avanzando en mi carrera.

"Me defino, más que nada, como Youtuber. Aunque también actúo mucho, porque en la Web hago un personaje. Así que me defino como Youtuber, actor y rapero".

-¿Cómo te llevás con las tareas domésticas? ¿En qué sos bueno?

-En la cocina ando bien: hoy me cociné un bife de chorizo con una ensalada de tomate y huevo. Como bien y soy ordenado. ¡Lo que sí, pierdo todas las medias y los calzoncillos! Siempre tengo que andar mendigando ropa por ahí (risas).

-¿Oriana te acomoda el desorden?

-No, no acomoda mucho, y si lo hace alguna vez es porque la obligo (ríe).

-Antes de sumergirte en lo artístico, ¿estudiaste algo más convencional?

-En Paraná, antes de Aliados, estudié Comunicación Social y Psicología, pero estaba en la facultad y sabía que no era mi lugar, no me sentía cómodo. Yo sabía que tenía que estar en Buenos Aires, en la tele, o haciendo algún proyecto mío. Pero fui porque quería probar la experiencia de la facultad. Después, surgió lo de Aliados y lo tomé como una señal.

 "Soy muy orgulloso. Si hay algo que me pone celoso, no lo digo. Igual, Ori se porta bien... Ella es más celosa, o lo demuestra más".

-En un comienzo, ¿cómo vivió tu familia tu exposición en YouTube?

-Mi mamá quería que borre todo y me quería cortar Internet; y mi papá se reía de mis chistes. Esa etapa, donde subía cosas de mi vida en YouTube, era una discusión constante porque me había causado problemas en la escuela y con mis amigos. Pero yo le decía: "Má, esperá, quizás el día de mañana estos videos me puedan dar algo positivo". Yo estaba soñando desde el primer momento. Y así fue, gracias a Dios. Y gracias a Dios también le cerré la boca a mi mamá (risas). Luego vino todo un boom, la fama, desde antes de Aliados, y ella tenía miedo porque no le gustaba la exposición, ni quería que me vaya de la casa. El síndrome del nido vacío.

-Se nota que tu madre es muy cuidadosa con vos, ¿maneja tu carrera?

-Sí, mamá es abogada, y mi papá también. Ellos me cuidan en todo. En lo laboral, miran mis contratos, las notas y todo.

-¿Y tu hermana Yol, qué hace?

-Mi hermana está estudiando la carrera de Nutrición, pero le dije que empiece canto, que se venga acá y que hagamos unas canciones juntos.

-En las redes sociales leí que tenés algunos TOC, ¿cuáles son?

-Me encantan los videojuegos, pero demandan mucho tiempo. Puedo estar jugando cuatro horas seguidas, y son cuatro horas que podría estar haciendo otra cosa: editando un video, teniendo reuniones o viajando. Y no puedo escuchar la radio en volumen impar...

-Cambiando de tema, ¿qué te enamoró de Oriana para dejar la soltería?

-Ella es una chica muy particular. Además de ser hermosa, es sincera, simpática y buena persona, que es lo más importante.

-¿Antes de ella tuviste muchas novias?

-Tuve una novia que se llama Sabrina, vive en Rosario. Con ella estuve de novio dos años.

-¿Con Oriana se celan?

-Sí, pero yo no tanto. Soy muy orgulloso. Si hay algo que me pone celoso, no lo digo. Igual, Ori se porta bien. En cambio, ella es más celosa o lo demuestra más.

-Siempre te preguntan cómo fuiste recibido por la familia Sabatini Fulop, ¿cómo recibió tu familia a Oriana?

-No la conocían, pero salimos a cenar un montón de veces con mis papás, cuando ellos venían a Buenos Aires. Ori es callada, pero cuando habla, es muy educada. A mis papás les cayó súper bien.

"Oriana es una chica muy particular. Además de ser hermosa, es sincera, simpática y es buena persona, que es lo más importante".

-En Gracias por Venir, Oriana dijo que vos la "encaraste", pero que ella se "enamoró" primero. ¿Coincidís?

-Creo que sí. Ella primero me mandaba más mensajes, después, yo me enamoré. A mí me gusta mucho salir a bailar; estaba en la mía y a full, porque no paro un segundo. Pero en un momento, cuando fui a Paraná, senté cabeza y me di cuenta quién realmente importaba, quién estaba a mi lado siempre. Ahí me di cuenta lo buena persona que es Ori.

-¿Recordás cómo fue su primer beso?

-Fue en el departamento que vivía antes. Siempre hacíamos previas con los chicos de Aliados; salíamos y nos juntábamos todos las semanas y, en una de esas reuniones, nos dimos el beso. Ahí todo el elenco ya sabía que entre nosotros había algo. Nunca imaginaron que nos íbamos a poner de novios porque yo estaba medio distraído, en la mía; y Ori es muy callada, nadie sabía qué pretendía...

TE PUEDE INTERESAR