Susana Giménez quiso ahuyentar las malas energías y ordenó… ¡desparramar ajo y ruda en el escenario!

La diva se prepara para protagonizar Piel de Judas y recurrió a técnicas cabuleras para "limpiar" el teatro Lola Membrives.

Susana Giménez, una diva "chamana". (Foto: Web)
Susana Giménez, una diva "chamana". (Foto: Web)

Se acerca la gran fecha y los nervios no paran de aumentar. El próximo jueves 19 de marzo, Susana Giménez volverá a los escenarios de la calle Corrientes, tras más de dos décadas de ausencia en la cartelera teatral. La conductora se prepara para protagonizar Piel de Judas, en el teatro Lola Membrives, bajo la dirección de Arturo Puig.

Susana mandó a sus asistentes a realizar una suerte de limpieza espiritual del teatro y se desparramó un poco de agua bendita, ruda y alguna que otra cabeza de ajo

Conocida por su perfil glamoroso, la diva sacó a relucir un costado desconocido. Cual chamana, Susana recurrió a técnicas cabuleras para “limpiar” de malas energías el teatro, según contó la revista Noticias. Giménez mandó a sus asistentes a realizar una suerte de limpieza espiritual del teatro y se desparramó por todos los rincones un poco de agua bendita, ruda y alguna que otra cabeza de ajo.

Allá por 1991, la diva se presentó en el mismo escenario con La inhundible Molly Brown, el musical que protagonizó junto a Juan Darthés, Ivo Cutzarida y Gogó Andreu. Si bien el proyecto fue más que exitoso y logró buenos números de recaudación, no llegó a igualar el suceso de sus obras anteriores, para las que se agotaban todas las entradas con 15 días de anticipación.

¡Te va a ir bien, Su! ¡No te preocupes!