¿Cuál es la verdad sobre el pacto entre Salazar y Redrado? "Si Luciana cobra, no es por callarse, sino por hablar"

La separación entre la modelo y el economista propició que creciera el mito del acuerdo secreto, que Marina Calabró explicó en Intrusos.

La verdad sobre el pacto Salazar-Redrado: "No es para callar, sino para…"

Una buena dosis de intriga siempre es fundamental para alimentar un romance de película como el que protagonizaron Luciana Salazar (34) y Martín Redrado (53), quienes derrocharon pasión y escándalos en igual medida. Con la crisis terminal de la pareja sobrevino el mito de que existía un pacto de confidencialidad que había sido firmado en el inicio de la relación, y que Ciudad.com pudo confirmar, cuando todo era color de rosas, y este miércoles por la tarde Marina Calabró develó el misterio.

"Tengo el convenio, pero no es silencio para Luli, si cobra, es por hablar, no por callarse. Pero hasta acá llegué, el resto es tu imaginación, me caben las generales de la ley".

Luego de confiar que había hablado en privado con Ana Rosenfeld, la panelista de Intrusos contó: "En febrero, los abogados vuelven a retomar el diálogo para negociar el cierre de este conflicto. Algunas condiciones económicas, la casa de Tortuguitas, quién se hace cargo del alquiler... En caso de no llegar a un acuerdo, Rosenfeld aseguró que a fines de febrero encararían una mediación, y Redrado y Salazar tendrían que verse las caras, instancia que él no quiere porque eso haría que el acuerdo salga a la luz".

En concreto, Calabró se explayó sobre el presunto pacto de confidencialidad con la frase exacta que le transmitió la abogada de la rubia: "Yo lo llamaría al revés. Tengo el convenio, pero no es silencio para Luli; si cobra, es por hablar, no por callarse. Pero hasta acá llegué, el resto es tu imaginación, me caben las generales de la ley". Las especulaciones de Jorge Rial y su equipo periodístico fueron muy osadas: "¿Estás diciendo que Redrado le paga una mensualidad para que Salazar hable bien de él?".

La conclusión en el piso fue unánime respecto de que la exuberante actriz de Casa fantasma debía hacerle buena prensa al dirigente del Frente Renovador. Entonces, Marina aclaró: "El acuerdo estaba vigente durante la relación". Provocador, Rial se preguntó: "¿Estás diciendo que había un acuerdo y que fue por conveniencia? Una vez que se separan, Redrado habrá dicho que no iban a seguir, pero ella quería unos meses más de changüí… Estaríamos ante el Ricardo Fort de la política".

Para cerrar, Marina Calabró agregó: "Luciana Salazar denuncia algunos incumplimientos del acuerdo por parte de Martín Redrado, y justamente es eso lo que quiere ejecutar. Estamos hablando de plata…". Las sumas pautadas y reclamadas no formaron parte del despacho informativo.