Mariano Iúdica: "A veces me veo Brad Pitt y otras Carlitos Balá, pero nunca me veo ni feo ni pelotudo"

El protagonista de Los Bañeros se divierten, una de las principales ofertas teatrales de Carlos Paz, respondió las 50 preguntas de revista Paparazzi.

Mariano Iúdica íntimo. (Foto: web)
Mariano Iúdica íntimo. (Foto: web)

Es actor, productor, conductor y súper inquieto. Mariano Iúdica (44) comenzó su carrera trabajando como productor de Gerogina Barbarossa y, al igual que Pedro Alfonso, gracias a su carisma especial y su llegada al público se ganó un lugar frente a la pantalla, haciendo gala de su ingenio y simpatía.

El 2014 dio un giro laboral y abandonó Ideas del Sur, la casa que le dio un sinfín de oportunidades, para darle forma a sus propios proyectos, entre ellos la obra teatral Los Bañeros se divierten -continuidad de la exitosa película que merodeó el millón de espectadores- que se presenta como una de las principales ofertas teatrales de Villa Carlos Paz.

“A veces me miro y me veo Brad Pitt, a veces mi miro y me veo George Clooney, a veces me miro y veo a Carlitos Balá, pero nunca me feo ni feo ni pelotudo”, le confesó el actor a la revista Paparazzi, en su clásica sección de Las 50 preguntas.

“Muchas noches pensaba ‘tanta vorágine me está haciendo mal’. El punto es que no quería relegar ninguna de mis actividades, porque estaba forjando mi futuro económico. Yo no quería levantar la pata del acelerador. Por suerte, tengo una mujer a mi lado que me ayudó, pero te juro que en ciertos momentos, más de una vez, pensé que enloquecía”, confesó respecto a si alguna vez pensó que podría enloquecer.

Sobre la envidia, Iúdica dio una respuesta muy original que lo pinta tal cual es: “La envidia es un sentimiento que tengo inhibido. Cuando surge, la erradico de cuajo de mi cabeza. La envidia, el resentimiento y el rencor son las tres cosas que envenenan la mente del ser humano. Yo me siento envidiado a full y le pido a Dios que cuide a los míos y mi presente, que es hermoso. La gente es bravísima y envidia cualquier cosa”.

Sobre su exjefe y Gerardo Sofovich, Iúdica deslizó: “A Marcelo Tinelli le debo haberme puesto a conducir el programa de talentos más importante que tuvo la televisión argentina. Y a Gerardo le levantaría un monumento, porque es un maestro de maestros”.