Jorge Rial reveló una fuerte historia de su pasado con Silvia D Auro: "Cuando se enojaba, llevaba a las chicas a cortarse el pelo"

El periodista visitó La Cornisa, donde se adelantó más fragmentos de su libro Yo, el peor de todos acerca de la conflictiva relación con su exmujer: "Tiene el peor de los castigos", disparó. 

Jorge Rial y las acusaciones más fuertes contra Silvia D  Auro por sus hijas: "Cuando se enojaba, las llevaba a cortarse el pelo "

"Mis hijas tienen un pelo muy lindo, Morena sobre todo. Cuando se enojaba, las llevaba al peluquero y les cortaba el pelo bien bien cortito. Ejerció violencia todo el tiempo. Nunca las quiso".

Acostumbrado a dar las noticias, en los últimos años fue Jorge Rial quien se convirtió en protagonista de los titulares más explosivos. Luego de su conflictiva separación de Silvia D`Auro, el conductor de Intrusos se encuentra en el centro de la tormenta por su vida personal.

Por eso, en su autobiografía Yo, el peor de todos, no sólo cuenta sus anécdotas más impactantes con los famosos sino que también habla a fondo de su propia historia personal. El domingo, Rial visitó La Cornisa, donde se mostraron extractos de las entrevistas que dieron forma al libro y que Desayuno Americano reprodujo al día siguiente. En ellos, el periodista realiza declaraciones muy fuertes sobre la relación de D`Auro con las hijas adoptivas de la ex pareja, Rocío y Morena.

“Su amor más grande es la guita por sobre cualquier cosa. Yo creo que no las quería. Creo que no las quiso nunca. Sinceramente, no sé si fue una manera de retenerme a mí al lado de ella. Pero que le diga a Morena ‘yo te voy a devolver a la villa de donde te saqué’… Eso una madre no se lo dice nunca a un hijo. Nunca. Ese tipo de maldad no se le dice nunca. Ella lo hizo, ella lo hizo”, aseguró Rial en las grabaciones que emitieron en el programa de Luis Majul.

En otro momento, contó: “Me dice ‘No, quedátelas vos, no las quiero ni ver’”. Además, reveló una anécdota de la intimidad familiar antes de la separación: “Una noche me acuerdo que ella le estaba dando arroz, porque ella siempre le daba arroz, no sé por qué, tal vez por comodidad… Y a Rocío no le gustaba el arroz. Y se cansó. Y esa noche agarró el arroz y lo tiró. No me voy a olvidar nunca de la reacción de Silvia: se volvió loca, agarró ella el arroz, lo tiró y se fue de casa”.

"Tiene el peor de los castigos, sus hijas no la quiere".

Uno de los fragmentos más fuertes llegó cuando dijo: “Mis hijas tienen un pelo muy lindo, Morena sobre todo. Cuando se enojaba, las llevaba al peluquero y les cortaba el pelo bien bien cortito. Ejerció violencia todo el tiempo. Nunca las quiso”.

Recordando sus días con su ex esposa, el conductor expresó: “El otro día me decía que cada vez que faltaba algo en casa ella no decía ‘se perdió’ o ‘no encuentro’, decía ‘me robaron’. Y el ‘me robaron’ podían ser las nenas, yo, los empleados, cualquiera. Tiene el peor de los castigos, sus hijas no la quieren”, concluyó Rial en el adelanto del libro más polémicos de los últimos tiempos.