Nancy Pazos y un involuntario blooper tuitero… ¡con Diego Santilli!: "¿Por qué dejaste de seguirme?"

La cuenta de la periodista le envió un mensaje automático a su ex y desató una ola de comentarios. La divertida aclaración de ella. ¡Mirá!

Nancy Pazos y un involuntario blooper tuitero… ¡con Diego Santilli! (Fotos: Web)
Nancy Pazos y un involuntario blooper tuitero… ¡con Diego Santilli! (Fotos: Web)

"¿@diegosantilli por qué dejaste de seguirme? Simple curiosidad, ¡si podés dame feedback y gracias! (vía http://Unfollowers.me)", rezaba el extraño mensaje.

Nancy Pazos y Diego Santilli sellaron el final de su relación, tras casi 20 años de amor en los que tuvieron a sus hijos, Teo, Nicanor y Tonio. La periodista blanqueó su romance con Ignacio Iparraguirre, un bróker de seguros, nueve años menor. Por su parte, el político finalmente confirmó los rumores que lo vinculaban a la ex modelo Analía Maiorana. Todo, en las playas de Pinamar.

Las fotos de Santilli con la empresaria desataron una fuerte pelea entre los ex. Nancy fustigó al senador desde Twitter. “Mis disculpas Jorge Rial por no creerte en su momento a vos, y sí creerle a quien nos mintió más de dos años en casa. La verdad siempre triunfa. Gracias”, escribió Pazos.

Pero en medio de la separación y los reclamos, hubo lugar para un poco de risas. La periodista protagonizó un involuntario blooper tuitero que desató una ola de bromas y comentarios en la red social. “¿@diegosantilli por qué dejaste de seguirme? Simple curiosidad, ¡si podés dame feedback y gracias! (vía http:Unfollowers.me)”, rezaba el extraño mensaje.

"Es un Twitter automático que dispara unfollowme. No fui yo fue el... jajaja", aclaró Pazos.

Instantáneamente, las conjeturas se multiplicaron en la red social. “No le pidas a tu ex que te siga. No sufras, intentá ser feliz. El ya encontró refugio, el tuyo, tus hijos. Besos”, escribió un seguidor. “@NANCYPAZOS sigue enamorada @diegosantilli”, publicó otro. “Es muy teen todo esto”, se rió un tercero. “Será porque estás a un paso de clavarle el conejo en la cacerola”, bromeó otra, en referencia al recordado filme Atracción fatal.

En realidad, lo que había sucedido es que el mensaje se había enviado en forma automática, aunque en el momento más inoportuno. Pazos se tomó con mucha gracia la peculiar circunstancia y salió a aclarar el tema. “Es un Twitter automático que dispara unfollowme. No fui yo fue el... jajaja”, se rió la periodista. ¡Qué mala suerte!